comparte el articulo 

3 consejos para cobrar tus facturas a tiempo como freelance

Actualizado el 15/03/2012 < > 0 Comentarios

Resumen: Exponemos tres sencillos consejos que permiten mantener el flujo de dinero al momento de desarrollar los proyectos de diseño freelance.

El manejo del dinero es uno de los puntos que más conflicto pueden causar en la carrera de un diseñador freelance y es común que surjan varios problemas relacionados a este tema. La raíz de estos problemas, se encuentra en el hecho de que muchos de nosotros no contamos con una asesoría adecuada sobre el tema, y nuestra educación formal se vio limitada a aspectos técnicos por lo que en materia administrativa podemos vernos acorralados.

Cuando llevamos una vida como empleado en una empresa establecida, contamos con un departamento de gente especializada que se encarga de llevar la contabilidad y no tenemos que preocuparnos más que por saber repartir bien el dinero que ganamos. Cuando decidimos unirnos al bando de diseño web freelance, esta comodidad queda atrás y es tiempo de sentarnos para hacer cuentas y hacer que el negocio marche adecuadamente.

Pero para poder sacar cuentas y administrar los recursos, lógicamente necesita haber dinero y si esta no llega de manera adecuada, un grave problema se puede llegar a presentar. El continuo flujo de dinero es de gran relevancia para el destino de un negocio, si no somos retribuidos por el trabajo que estamos haciendo nos podemos ver en una situación bastante complicada, la cual puede embarullarnos y llegar a desgastar relaciones sociales y personales.

Manejo de inconsistencias

La economía de un diseñador freelance es bastante inconsistente, y no precisamente porque no sepa ahorrar o porque gaste el dinero de manera errónea. Esta inconsistencia es producida por los mismos clientes, quienes al rehusarse a pagar o prolongar dichos pagos, dejan al diseñador entre la espada y la pared, con mucho trabajo, poco dinero y días difíciles por venir.

Si hasta el momento no habías notado este fenómeno, es porque muy probablemente te ha tocado vivir sólo en el lado bueno de la situación, pero no por ello debes confiarte y pensar que siempre tendrás esta clase de relaciones. Si algún día se te llega a presentar una situación de alta dificultad no hay nada mejor que estar preparado.

Habrá ocasiones en las que puedes estar un mes sin recibir un solo centavo, así mismo habrá otras donde en un sólo día puedes cobrar la factura de muchos proyectos. Debido a esta inconsistencia tenemos que aprender a preveer, formular y firmar contratos justos, establecer tiempos y sobre todo administrar el dinero dejando una reserva para tratar de sobrellevar tiempos de escasez.

Es muy triste cuando tu cuenta de banco se queda totalmente en ceros, pero si tienes trabajo de manera regular es fácil evitarlo, simplemente basta con llevar una gestión adecuada del flujo de dinero, y con ello lograr a tener un ingreso adecuado cada cierto tiempo. Para lograrlo, puedes seguir estos 3 sencillos consejos:

No esperes hasta el final para cobrar

Si eres un diseñador ya bien establecido, con un portafolio que te apoye, con tiempo y experiencia, no debes dejar pasar contratos donde se establezca que se te pagará hasta el final de un proyecto. Puedes llegar aceptar que la mayor cantidad o monto de dinero no se te de hasta la entrega final, pero debes establecer tus necesidades y definir que requieres una clase de pago preliminar para poder mantenerte durante el período de desarrollo del proyecto.

Una de las formas más comunes a las que se recurre para lograr esto, es el depósito inicial, el cual representa una manera de asegurar una cantidad significativa de dinero para iniciar el proyecto. Pero además de esto, debes solicitar pagos periódicos que cubran tus avances en el proyecto, ya que si este se retraza o simplemente se pone en espera, el flujo de dinero se verá cortado y si sólo cuentas con el pago inicial este se agotará rápido, dejándote esperando un largo plazo de tiempo para recibir tu dinero.

Establece cobros pequeños

Trata de establecer cobros pequeños por tu trabajo, los cuales se adapten a tus necesidades y a las posibilidades del cliente. Si el proyecto es muy largo trata de distribuir bien el presupuesto, si es muy corto trata de que el pago inicial no sea tan fuerte para que el cliente pueda pagar en los períodos que tú establezcas.

Si le estableces al cliente un sistema con pagos pequeños, este no necesitará de 30 días para juntar la cantidad que pediste, por lo que no tendrá la excusa del olvido. Al establecer pagos semanales o quincenales le permites al cliente no olvidarse de ti, de igual manera puede ir viendo los avances del proyecto y así matas dos pájaros de un tiro.

Facilita al cliente los pagos

Ofrece distintas modalidades de pago, no te limites a recibir únicamente efectivo, puedes recurrir al comercio electrónico, banca en línea, crédito e incluso conseguir una terminal para tarjetas. De esta manera el cliente no tendrá ninguna excusa al momento de realizar el depósito, ya que en ese sentido le estarás dando todas las facilidades.

Conclusión

El seguir estos tres sencillos consejos te facilitará la administración de tu dinero, mejorará el flujo de efectivo y te permitirá planear mejor proyectos venideros.

Debes recordar que estás en todo el derecho de exigir al cliente, así como el tiene el derecho de exigir a ti, no dejes que la relación se convierta en unilateral y él cliente tome el total control del negocio.

Publicado el 15/03/2012, última actualización 15/03/2012.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño de paginas web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras