Diseño Web Freelance

Consejos para un diseñador web freelance principiante

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...

Si ya te has decidido a ser diseñador web freelance, debes tener en mente una serie de factores con los que muy probablemente te toparás en distintos momentos de tu carrera.

En este artículo vamos a tratar de darte algunos buenos consejos para que inicies con bue pie tu carrera como freelance.

Es útil aprender de la experiencia de los demás, te traemos una serie de errores que es mejor evitar desde el principio para conseguir que nuestra trabajo como freelances sea exitoso.

Ser diseñador web freelance tiene muchas ventajas como el tiempo a tu disposición, la posibilidad de trabajar en casa, pasar tiempo con la familia y elegir tus proyectos, pero también implica una serie de sacrificios y esfuerzos que debes de realizar.

Habrá temporadas altas y bajas, no todas las semanas ni todos los meses habrá grandes proyectos, así que debes aprender a administrar bien tus ganancias y no gastar en poco tiempo lo que ganes.

Consejos para iniciarse en el diseño web freelance

Rodéate de expertos que te ayden: muchas veces iniciamos nuestro propio negocio de desarrollo para poder obtener más dinero, por lo que es muy probable que desees hacer todo el trabajo tú sólo y así recibir más percepción de dinero. Ten en mente que nadie es un “todólogo” y habrá momentos en que necesites ayuda de alguien que se especialice más en otra área incluso de sistemas e informática.

Calcula bien cuanto cobrar

Calcula bien cuanto cobrar por un diseño web. En este enlace puedes consultar muchos consejos sobre como cobrar un proyecto y tienes una calculadora para ayudarte.

Muchas veces por desconocimiento en esta área tendemos a abaratar nuestro trabajo sin apreciar todo al detalle, tiempo y recursos que se invirtió en un proyecto.

Calidad de tu trabajo

Valora el trabajo que haces, debes tener en claro que tu trabajo no es cualquier cosa, aunque vivimos en un mundo donde Internet se ha convertido en una herramienta de uso diario, no cualquiera tiene la capacidad y el conocimiento para sentarse en una máquina a desarrollar un sitio de páginas Web de la nada.

Tu diseño debe tener muchísima más calidad y personalización que las opciones gratuitas.

Es cierto que en la actualidad existen miles de opciones para desarrollar un sitio y no se necesita ser un erudito del diseño de paginas web para crearlos, pero esto no implica que el resultado que entregan esas herramientas sea el que un cliente busca.

Recuerda que tu trabajo siempre tiene que estar por encima del que realizan estas herramientas.

Tú eres mucho mejor que una plantilla. Siempre debes mantenerte a la vanguardia y ofrecer un trabajo de calidad, para que el cliente realmente vea que tu servicio es necesario y que puedes ofrecer mucho más que lo que les da cualquier herramienta para crear páginas con templates.

Habla con tu cliente

El mejor consejo que te puedo dar es mantener una buena y constante comunicación con el cliente, entrega propuestas y avances para que él vaya viendo tu trabajo y analice si es o no de su agrado.

Recuerda que al final él es quien tendrá la última palabra y es mejor ir construyendo el proyecto etapa por etapa con su aprobación, a entregar un trabajo final que no agrade y necesite ser modificado de pies a cabeza.

Con esto no digo que renuncies a tu creatividad, por el contrario te recomiendo que trates de demostrársela al cliente y darle otro panorama de lo que era su visión del proyecto, sólo que como en todo negocio te encontrarás con personas accesibles y otras muy cerradas.

Ante estos casos, como todo en esta vida, es una buena práctica intentar llegar a un acuerdo.

No pares de estudiar

No te limites a lo que ya sabes, los estándares de Internet están en constante evolución.

Aquellas personas que desarrollaban sitios sencillos con HTML estático han quedado atrás, en este momento un niño de 10 años puede realizar un sitio así, e incluso muchos de ellos ya tienen conceptos más avanzados de diseño web que nosotros.

Practica y recicla tu forma de trabajar constantemente.

Debes poner en práctica todos tus conocimientos adquiridos según vayas adquiriendo experiencia en el diseño de páginas web.

No debes menospreciar a tu cliente ofreciéndole un producto barato, obsoleto y sin la estructura adecuada porque sea lo más cómodo para ti, ya que al final del día esta será tu carta de presentación y tus futuros proyectos pueden o no llegar en base a lo que ya has realizado.

Una de las mejores formas de conseguir clientes nuevos es por medio de recomendaciones de clientes antiguos.

Los CMS te facilitan la vida como diseñador

No establezcas una lucha en contra de los sistemas CMS como Joomla y WordPress. Muchas veces ellos pueden resultar ser tus aliados en proyectos donde no se necesita realizar alguna programación muy avanzada o personalizada, o donde el cliente necesite una interfaz amigable para editar él mismo su sitio.

Los CMS Opensource con grandes comunidades de desarrolladores detrás, como los expuestos en este artículo, te permitirán hacer cosas tan increíbles como cualquier CMS porpietario, con la gran ventaja de que son gratuitos.

Lo único que tendrás que cobrar es el tiempo de tu trabajo.

Razones por las que un freelancer principiante tiende a fracasar

Si bien es cierto que el fracaso puede llegar a ser un gran maestro de la vida, deja mucha más enseñanza si se aprende del fracaso de alguien más, asimismo resulta mucho menos costoso en tiempo y dinero.

Por lo tanto, si tu eres un diseñador independiente y apenas estas emprendiendo este camino, trata de leer con cuidado los puntos que expondremos, para evitar caer en los mismos errores que el resto y poder salir adelante con tus proyectos.

Demasiada competencia

Una de las principales razones por las que un diseñador freelance tiende a fracasar en sus primeros proyectos, es la cantidad de colegas que existen trabajando en el mismo mercado.

Este fenómeno causa una inminente falta de clientes, haciendo que el diseñador termine trabajando en algunos proyectos que no sean de su total agrado o que le producen poca motivación, lo que conlleva a la entrega de malos resultados.

Cuando trabajamos para una empresa, no necesitamos establecer contacto o relación alguna con el cliente final. Debido a esto podemos desarrollar una personalidad excéntrica, que si bien nos permite ser creativos, poco nos ayuda al momento de establecer contacto con el potencial consumidor de nuestros servicios.

No importa cuan creativo e inteligente seas, debes saber relacionarte para poder convencer a la gente de que eres la mejor opción a contratar.

Basta con echar un vistazo al campo, para darte cuenta de la cantidad de gente talentosa que existe allá afuera, la cual, te guste o no, será tu competencia y como tal debes superar para ganar clientes. Si no te adaptas al medio, la competencia te comerá vivo.

Falta de popularidad

Si bien el reconocimiento es mucho más importante que la popularidad, desgraciadamente al inicio de nuestra carrera como diseñador independiente, esta relación esta propensa a invertirse y la popularidad tiende a tomar un papel mucho más relevante para evitar el fracaso.

Esto se debe en gran parte, a que las relaciones que hayamos cosechado con anterioridad, serán las primeras que nos brinden el impulso necesario para salir adelante.

Además de que a través de ellos podremos empezar a formar nuestra agenda de contactos, utilizándolos como influencia para llegar a otras personas.

Sin popularidad y atención, te resultará mucho más difícil conseguir clientes, y sin ellos tu negocio esta destinado a morir. Es por esto, que debemos poner más atención a la falta de popularidad que a la falta de dinero, tenemos que invertir tiempo en relacionarnos y apoyarnos en un marketing adecuado.

Falta de organización

Cuando trabajamos de manera independiente, la ejecución se convierte en el paso más importante de nuestro trabajo.

Como ya hemos mencionado anteriormente, cualquiera puede construir ideas, pero lo más importante es llevar a cabo el proceso para convertir dichas ideas en realidad.

La pereza, la falta de organización y de priorización, son factores que pueden llevar al fracaso si no se saben controlar.

Cuando comenzamos a trabajar de manera independiente nos olvidamos de que existen fechas de entrega, juntas con los clientes y horarios que cumplir, pensamos que todo será más sencillo por el simple hecho de que trabajaremos desde el lugar que queramos.

Es esta clase de distracciones las que nos pueden llevar a una falta de organización en nuestro trabajo.

Trata siempre de cumplir a tiempo con tu trabajo, realiza lo más díficil primero aunque no sea divertido, cumple con los plazos que estableciste, realiza tus promesas, demuestra a tus clientes que tienes la capacidad de responder en forma y tiempo.

Mal establecimiento de precios

El establecimiento de precios es todo un arte, en el cual irás mejorando conforme vayas avanzando en tu carrera, mientras más negociaciones tengas más experiencia adquirirás y lograrás establecer mejores tarifas.

Pero cuando iniciamos como freelancers, esta experiencia es nula y como tal tendemos a establecer tarifas que no corresponden realmente con los recursos utilizados.

Se que en principio, esto suena bastante complicado, y es que no existe una fórmula mágica para poder calcular todo eso, pero si nos podemos basar en algunos aspectos generales para tratar de llegar a un precio adecuado.

Te puede ser de gran ayuda la calculadora de tarifas freelance que tenemos disponible. A parte contiene muchos consejos para saber cobrar adecuadamente tu trabajo.

La experiencia con la que cuentas, el presupuesto del cliente y el resultado esperado, son tres de los factores más importantes que debes considerar para establecer tu tarifa inicial.

Si cuentas con menos experiencia de la que el cliente pide, puedes cobrar menos, si trabajamos para algún negocio pequeño y el presupuesto es bajo, podemos adaptarnos o llegar a alguna clase de acuerdo, y si los resultados esperados no son demasiado pretenciosos por parte del cliente, puedes reducir tu tarifa.

Poca capacidad de negociación

Sin duda uno de los grandes obstáculos que se presentan en la carrera de un diseñador independiente, es la limitada capacidad para establecer una relación de negocios adecuada.

Son pocos los diseñadores o desarrolladores web que tienen experiencia y habilidad necesaria para entablar una negociación adecuada, esto generalmente se va perfeccionando con el paso del tiempo, sin embargo, se puede aplicar lo ya establecido para hacer más venidero el aprendizaje.

Para poder lograr una buena negociación, debemos poner en práctica ciertas tácticas.

Trata de siempre escuchar, si el cliente no necesita que hables en ese momento no lo hagas, espera hasta que sea adecuado, recuerda que entre más sepamos de lo que él desea más fácil será elaborar un presupuesto, además de que son pocas las personas que les gusta oír a otras alardear sobre lo que saben y han hecho.

Recuerda que antes de dar algún precio, debes establecer muy bien qué es lo que ofreces, cómo lo haces, y que garantizas a la hora de la entrega.

De esta manera, el cliente tendrá una mejor idea de que esperar, y es menos probable que te discuta por el precio establecido, ya que estás especificando lo que harás.

Debes tener en mente que aunque especifiques muy bien lo que harás y la razón de tu precio, es muy pero muy probable que el cliente busque un descuento o reducción del presupuesto.

Por ello es útil tratar de dar un valor un poco más alto como primer precio, de esa manera al llegar a tu precio esperado el cliente pensará que realmente le estás ofreciendo un descuento.

Debes manejar este tema con mucho cuidado, y no exagerar con la alza de precios, pues con ello sólo lograrás espantar clientes.

Falta de madurez

Cuando nos encontramos trabajando en un empleo de oficina, el trabajo independiente suena como un sueño bastante atractivo, nos seduce la idea de ser nuestros propios jefes y poder tener tiempo para hacer todas esas cosas que normalmente no podríamos.

Si bien todo el concepto suena bastante bien, debemos evitar caer en la inmadurez.

Si piensas que el ser freelance significa tener tres horas para ir a comer, dormir doce horas, desvelarte viendo contenido en internet y trabajar únicamente seis meses al año, quiere decir que no estás lo suficientemente maduro para iniciar este camino.

Para lograr ser un freelance exitoso, se necesita de una gran madurez laboral, con ello lograrás aplicar la disciplina, consistencia, organización y coraje necesario para triunfar.

Mala previsión y planificación

Si te has decidido iniciar en el mundo del freelance, debes tener cierta capacidad para mantenerte algunos meses a flote sin algún tipo de ingreso.

Si no cuentas con el dinero necesario para por perdurar al menos seis meses sin trabajar, no te retires aún de tu trabajo de oficina, trata de ahorrar un tiempo y juntar lo necesario para iniciar tu proyecto.

También tienes que preveer, la montaña rusa emocional que está por venir.

El trabajar de manera independiente no es pura dulzura, por supuesto tiene sus grandes ventajas, pero trae consigo mucha tensión e incluso conflictos con las personas que nos rodean, trata de estabilizarte emocionalmente y habla sobre tus proyectos con tus allegados.

Fácil distracción

Desde una simple llamada hasta algún problema financiero, las distracciones siempre estarán presentes en la vida del freelancer.

Esto en gran medida producido por no trabajar en un ambiente normal de trabajo.

Para un freelancer principiante es mucho más fácil caer en algún tipo de distracción, puesto a que en su trabajo de oficina no estaba acostumbrado a tenerlas con facilidad, y esto lleva a que pierda tiempo valioso para ser productivo.

Cuando menos lo piensas, te darás cuenta que has perdido la mitad de tu día haciendo tareas nada esenciales para tu trabajo, y si este paso continúa, al final del plazo te verás en graves aprietos para presentar algún avance.

Errores comunes de un diseñador freelance

Las personas que se dedican al diseño freelance deben estar siempre en la punta de lanza, innovando y buscando siempre las soluciones que realmente se adecuen a sus clientes, ya que esto será la razón por la que los elegirán sobre la competencia.

Ya que la decisión de independizarse ha sido tomada, el destino profesional de tu carrera dependerá de ti y nada más de ti, por lo que es momento de tomar con más seriedad temas que quizás en el pasado dejabas sin analizar a profundidad o que simplemente no le correspondían a tu puesto de trabajo en la oficina.

Es tiempo de empezar a estudiar sobre contratos, acuerdos, pagos, finanzas, dirección de negocios y muchas otras cosas de las que quizás no estés muy informado, pero que muy probablemente tengas una noción general.

Cometer algunos errores que se pudieron prevenir nos puede obligar a terminar haciendo lo que menos queremos, o peor aún haciéndonos regresar a un trabajo de oficina disfrazado de independiente.

Preparación legal para ser diseñador freelance

Una incorrecta o nula preparación legal puede llevar a muchos problemas que causarán más que un simple dolor de cabeza.

Desgraciadamente vivimos en un mundo acelerado donde las decisiones se toman a sangre fría y en cuestión de segundos, donde la gente no se tienta el corazón y si hay que tomar acciones legales en contra de alguien simplemente proceden, esto ya no es un juego de niños y por lo mismo al ser independiente te conviertes en el único representante legal de tu trabajo por lo que dicha situación se debe tomar con la debida preparación.

Con esto no te estamos diciendo que necesitas tener un abogado de planta, si lo puedes tener que mejor, pero sabemos que es algo que representa mucho gasto para un pequeño-mediano empresario.

Lo que tratamos de aconsejar, es que busques asesoría legal en momentos clave como por ejemplo cuando se vayan a crear contratos, cláusulas de servicios o se establezcan tareas y objetivos para proyectos.

De esa manera dejarás en papel y correctamente legalizado el acuerdo al que llegaste con el cliente.

Si trabajas para empresas o compañías grandes, debes estar consciente que ellos cuentan con una amplia representación legal, si llegara a resultar algún conflicto entre ambas partes el mayor perjudicado serías tú puesto que como independiente no cuentas con el potencial económico de una corporación, por eso es mejor actuar en la prevención.

Muchas veces el cliente buscará tomar salidas para evitar el choque legal, puede utilizar argumentos como que se siente incómodo con el hecho de que un abogado participe en las decisiones del negocio o tratará de convencerte de que no hay necesidad de incluir abogados porque él no cuenta con uno, pero esto no te debe de importar ya que puede ser un engaño.

Necesitarás hacerle ver que te sientes más confiado actuando de manera legalmente correcta y así como tu no le dices como manejar su negocio, el no puede venir a indicarte como harás lo tuyo, por ello se debe llegar a un acuerdo.

No te estanques en una única tecnología

En muchas ocasiones te puedes encontrar trabajando para un cliente que únicamente te pide que diseñes con cierta tecnología o una forma de diseñar, lenguaje o plataforma, todo esto con la justificación de que es lo que mejor se acopla a sus necesidades o preferencias.

En principio no suena nada mal, y todavía menos si esta tecnología es la que más te gusta, por lo que disfrutas el hecho de diseñar para ese cliente y lo crees adecuado para un trabajo estable.

El tiempo puede pasar y cuando menos lo esperes estarás encasillado dentro de un solo desarrollo, y es que el hecho de trabajar con una sola tecnología no tiene ningún problema si el trabajo es momentáneo, pero si se torna casi permanente y tienes ya más de un par de años trabajando únicamente con ese lenguaje o plataforma, es tiempo de que empieces a buscar diversificación para no caer en un error.

El mundo del diseño web es muy variante y como tal debes estar siempre la vanguardia, aprende lo emergente, trata de educarte de manera continua sin esperar a que las tecnologías te sobrepasen.

Con esto no quiero decir que te olvides por completo de lo que ya dominas, si en el pasado disfrutabas desarrollar en Flash y aún tienes muchos clientes te piden diseñar con él, pues entonces hazlo, el punto aquí es que no puedes dejar de lado que existen tecnologías como HTML5, CSS3 y jQuery que actualmente están dominando el mercado y que pueden hacer mejor el trabajo que ya haces con Flash.

Si la remuneración es buena y el trabajo constantemente te mantiene ocupado, técnicamente no hay razón para quejarse de él, sin embargo debes pensar en ti y en tu carrera, ya que de ello sobrevivirás en el futuro y como tal el futuro tú necesita estar mejor preparado.

Diversificar tus habilidades te hará un mejor diseñador y podrás ser elegido para más proyectos.

Recuerda que si tu cliente un día decide retirarse, por más cómodo que estuvieras, tendrás que salir a buscar un nuevo proyecto y como tú únicamente desarrollaste en cierta tecnología para él, es muy probable que te encuentres que dicha tecnología ya no es tan utilizada como solía serlo en el pasado.

Si no te preparaste adecuadamente, tendrás que invertir tiempo en su estudio, tiempo que te costará al no recibir un salario como antes.

Diversifica clientes

Si se presenta la posibilidad también debes diversificar tus clientes. No es conveniente escoger siempre proyectos similares.

Está claro que esto ofrece una ventaja muy tentadora la cual es trabajar de manera más rápida y sencilla, pero si escoges proyectos diversos aprenderás más y afianzarás la teoría que habías estudiado anteriormente.

En caso de que la relación con el cliente realmente se ha visto fortalecida y llevas bastante tiempo colaborando con él, entonces es necesario que establezcan un acuerdo legal un poco más adecuado.

Puedes sentarte a hablar con él para buscar que tu negocio siga creciendo alrededor de sus necesidades.

Balance entre el trabajo y tu vida personal

Son muchas las personas que toman a su profesión como su modo de vida, en cierta manera muchos dirán que no está mal, que son personas dedicadas y que si continúan de esa manera llegarán muy lejos, y puede que tengan razón pero el punto a debatir aquí es su salud no su perseverancia.

Es recomendado tener siempre un adecuado balance entre trabajo y socialización para así poder llegar a tener una vida saludable.

Si el trabajo absorbe todas tus horas del día no estarás bien ni física ni mentalmente, además de que perderás amistades y eventos que te pueden ayudar a crecer como persona.

Al trabajar de manera independiente no tienes ningún horario de oficina, por lo que muchos clientes abusan de esto y te buscan solo en las horas que ellos están desocupados, horas las cuales tu quizás ya habías destinado para alguna otra actividad.

Para evitar esta clase de situaciones y establecer el balance mencionado, debes establecer bien en claro con tu cliente cuales son tus horas de trabajo, si te gusta trabajar en la noche adelante pero establécelo, si el cliente quiere tener junta, esta bien que él ponga el horario siempre y cuando se ajuste a lo que tu tienes, no siempre sacrificar nuestra vida social significa que somos trabajadores responsables.

Todos debemos tener algún tipo sistema de apoyo, y eso lo encontraremos ya sea en la familia, en una pareja, un círculo de amigos o incluso colegas de profesión.

Pero si no invertimos el tiempo adecuado en ellos, estos perderán interés en nosotros y simplemente podemos quedar sin ese sistema.

Es válido pensar en tu negocio, en tu carrera y querer llegar lejos, pero si no sabes balancear las cosas al final cuando llegues a lo que tu consideras el éxito, no tendrás con quien compartirlo puesto que no encontraste tiempo para compartir con quienes te apoyaron antes.

6 respuestas

  1. hola verónica, gracias por compartir siempre tus conocimientos, soy diseñadora y estoy trabajando con CMS y son mis aliados por que no sé mucho de programación, tengo una duda.

    ¿Cual es la forma correcta de “vender” paginas webs con plantillas gratis con nombre de autor o creador?, he visto que a algunos le quitan el nombre y links de quien los diseño.

    Es un dilema para mí.. ¿me podrías dar un consejo? te lo agradezco..

    Saludos

  2. Tengo la misma pregunta que Samuel.
    ¿como empezar para conseguir un proyecto si no tengo trabajos realizados para “mostrar” en un portafolio??

    1. Ariel, Samuel,

      Creo conseguir el primer cliente es difícil, pero hay recursos que pueden ayudarnos.

      Lo que comenta Samuel es importante, tener proyectos propios si no tienes proyectos para clientes. Haz páginas web para tí mismo, lúcete en ellas, da lo mejor de ti, eso ya es mostrable en un portfolio.

      Y luego, hay páginas que reúnen en un mismo lugar a diseñadores y clientes, como infolancer, nubelo, basekit pro, trabajofreelance, etc. Podéis abriros perfil en ellas y buscar proyectos interesantes a los que ofertar vuestros servicios.

      Y luego claro, establecer relaciones con otros profesionales, empresas de diseño… siempre hay gente con demasiado trabajo que necesita ayuda.

      Suerte!

  3. Mi problema es el siguiente, que estoy capacitado para afrontar proyectos xhtml,php y mysql, as3 , jquery etc.. pero, no tengo portafolio, pues apenas tengo proyectos realizados, casi todo lo que he hecho es hacer una web “ficticia” dinámica, casi con todas las tecnologías.

    Mi pregunta es ¿cómo hacerme una web sin apenas tener datos para mi portafolio?¿cómo empezar para conseguir proyectos? Un saludo.

  4. Yo estoy iniciando como diseñador web freelance, lo más difícil por lo que he pasado es conseguir clientes, todas las personas a las que les ofreces el servicio de diseño web te piden que les envíes los links de las páginas que has realizado para empresas, “esto se vuelve un ciclo sin fin”.
    Ya ahora estoy iniciando un proyecto, solo que me surgió una duda, necesito contratar el hosting y dominio, ya elegí a la empresa, pero la cuestión es, ¿lo registro a mi nombre o al nombre de mi cliente? Se supone que le estoy ofreciendo mis servicios por un año + “actualizaciones”. La lógica me dice que a su nombre, ¿pero cuánto control tendré si lo hago así? He visto que hay diseñadores web que no se involucran en eso, el diseñador les presenta el diseño ya terminado, funcionando en internet y ya está.

    1. Antonio,

      Por ética te diría que el dominio lo registres a su nombre, puesto que la web es del cliente. Otra cosa es que el hosting se lo estés ofreciendo tú, que ese sería el control que podrías ejercer en este punto, pero si el cliente se quiere marchar con otro proveedor, debes dejarle marchar así que, ¿para qué controlarle?

Deja una respuesta