Diseño Web Freelance

Como ser un buen diseñador web

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Guía completa con muchos consejos para convertirte en un buen diseñador web, tanto si quieres trabajar como freelance o en una empresa. También te damos tips para decidir si dar el salto a ser diseñador freelance.

Es común pensar que la educación y los títulos nos abrirán todas las puertas necesarias para llegar al éxito, puesto que así es como hemos sido educados y es la imagen que han tratado de dejarnos nuestros padres y las generaciones anteriores a ellos. Pero no todo lo que tiene que saber un diseñador web se estudia en las universidades.

No cabe duda que la educación efectivamente es fundamental, sea como sea que la hayas adquirido esta será la que te dará las herramientas para poder resaltar sobre los demás y sobre todo mantenerte sin caer en errores trágicos o inmaduros.

Si bien la educación te llevará a lograr y conseguir títulos, estos no te garantizan absolutamente nada, son tus características, habilidades y aptitudes las que te harán sobresalir al afrontar el mundo laboral, siendo esto todavía más marcado al momento de decidir ser diseñador web freelance.

Es por ello que debemos tener muy en cuenta que características son las que los clientes buscan al momento de contratar diseñadores freelance.

Al principio todo puede parecer una carrera por llegar a ser el mejor en todo, pero no nos olvidemos de cuidar los detalles y recordar que no tienes una gran compañía que te respalde por lo que debes de hacer lo necesario para que tu nombre se vaya reconociendo por un buen trabajo.

Características de un buen diseñador web

Ser digno de confianza

Puedes ser la persona más preparada y capaz para realizar un trabajo pero si el cliente no confía en ti no podrás llegar muy lejos.

Debes demostrar que eres un diseñador web de fiar, a la cual se le pueden asignar tareas y cumplirá en tiempo y forma.

Te podrás estar pregunta ¿Cómo puedo demostrar esto? puedes intentar mostrarle al cliente tus anteriores trabajos, incluso si no fueron de manera freelance, hazle ver que ya tuviste proyectos importantes o similares a lo que él te esta pidiendo, de esa manera él sabrá que puede confiarte el proyecto.

Si buscas aumentar la confianza en el ámbito laboral puedes incluir en tu currículum números telefónicos o correos electrónicos de clientes o jefes anteriores que sirvan como referencia para que el cliente se de cuenta que realmente eres una persona responsable.

Los clientes necesitan saber que puedes entregar el trabajo a tiempo y que será algo de calidad, es por ello que la mayoría de los trabajos que se consiguen de manera independiente son por recomendaciones y referencias.

Ética profesional

Otra característica básica que un cliente busca en un diseñador freelance es la ética en el trabajo.

El profesional debe demostrar su deseo por realizar el trabajo que le están ofreciendo, el cliente debe de darse cuenta que nuestro principal objetivo no es el dinero, ya que si la relación se torna meramente en asuntos monetarios las prioridades se tienden a perder.

Nuestro trabajo debe de ser realizado de la mejor manera, sin dejar todo al final y mucho menos entregando algo incompleto.

Debemos disfrutar lo que estamos haciendo y de esa manera nuestro cliente se dará cuenta que realmente escogió a un buen desarrollador o diseñador para su proyecto.

Sólo recuerda, no lo hagas todo por el dinero y evita que éste se convierta en el único punto de atención.

Saber comunicar

Un cliente siempre va a buscar una relación donde el trabajador le este indicando cómo va el proyecto, que opciones tiene, que es necesario, que sobra y que falta.

s muy común que el cliente tenga muchas preguntas sobre el tema, no te debes desesperar, después de todo por eso te están pagando ya que si el cliente supiera todo él mismo podría hacer el trabajo para el que fuiste contratado.

Sin embargo esto no significa que siempre debemos aplicar la misma técnica, no todos los clientes son iguales, habrá quien te demande más y quien simplemente busque establecer la mínima comunicación.

Sea cual sea la situación tu siempre busca dejar bien en claro los puntos básicos para llevar a buen puerto el proyecto.

Adelantarse al futuro

Aprender todo lo que debe saber un buen diseñador web, no es una tarea que tenga una fecha de fin.

Esta profesión es muy dinámica, y si quieres realmente ser un buen diseñador web, necesitas estar aprendiendo constantemente y adelantándote a las tendencias futuras.

Surgen nuevas técnicas, nuevos programas y nuevas “buenas prácticas” a la hora de diseñar. La variedad de dispositivos también implica estar constantemente apreniendo como diseñar para ellos, puesto que cada uno tiene sus características y se usan de forma diferente.

Un buen sitio donde buscar lo último en diseño web y ver cómo evolucionan otros diseñadores, es dribble. Esta comunidad tiene la creme dela creme en diseño, no te la pierdas.

¿Que se necesita para ser un buen diseñador web?

En la actualidad los negocios a través de Internet representan una de las principales fuentes de ingresos para un gran sector de la población, esto ha logrado catapultar dichas operaciones a un alto grado de fortaleza en el ámbito laboral, convirtiendo al diseño web ya en una profesión de tiempo completo que en muchas ocasiones es mejor remunerada que un trabajo ordinario de oficina.

Para unirte a esta industria del diseño web debes estar consciente a lo que te enfrentarás, cada día se convierte en un reto ya que la web cambia muy rápidamente, y tienes que llevar el ritmo si no quieres quedarte atrás; esto puede resultar para muchos estresante pero para otros representa emoción.

Un trabajo en línea pone a tu disposición una amplia gama de clientes, de diversas regiones geográficas, husos horarios, culturas y tradiciones, hay espacio para casi todo lo que tengas que ofrecer, pues siempre habrá alguien en alguna parte del mundo que pueda necesitar tus servicios.

No necesitas ser un genio de la informática, o dedicarte exclusivamente a codificar. Existe un mercado para todo, desde aquellos que ofrecen diseños y arte hasta quienes imparten cursos de gestión y comercialización.

Y es que el hecho de que la web se haya arraigado tanto en nuestra rutina diaria, hace que muchos nos sintamos mejor trabajando en línea.

La idea de renunciar a tu trabajo, retomar tu independencia y poner tus propios horarios resulta bastante atractiva si lo piensas, pero antes de realmente hacerlo debes hacer una pequeña investigación acerca de ti mismo, tus objetivos y la manera en que trabajas, para ello debes plantearte ciertas interrogantes.

Elegir una especialidad dentro del diseño

Una vez que estudiamos y analizamos todas las partes necesarias para construir un sitio web, podemos sentirnos algo confundidos y desorientados, sin saber por donde empezar nuestros diseños.

No te preocupes, esto es muy común y todos pasamos por momentos donde no sabemos cómo aprender todo lo que se nos pide.

Si llegamos a esta etapa quiere decir que logramos superar el primer obstáculo, reconocer que no sabemos todo y decidir sentarnos a leer un poco.

Después de esto es importante tener en claro que no debemos sobresalir en todo, no somos unas máquinas y no podemos aprender todo lo necesario en unos cuantos días, esto se irá puliendo y perfeccionando con el paso de los días y proyectos.

Resulta más sencillo para el diseñador web especializarse en algún área, aquella que te resulte de mayor interés o donde sientas tengas más posibilidades de crecer.

Una vez especializados podrás enfocar una compresión más general sobre el resto de las áreas a tratar, quizás realizar tareas más simples, lo suficiente para que comprendas el tema y puedas colaborar con otros que sí se especialicen en dichas áreas.

La manera en que quieras combinar esto dependerá de ti, quizás quieras convertirte en un experto en Usabilidad o jQuery. El punto es que una vez que lo seas no te limites a eso, busca unir fuerzas con alguien que se haya especializado en otro ámbito como un fotógrafo o un administrador de base de datos y adquiere otra clase de conocimientos que te ayudarán a crecer a futuro.

Aprender constantemente

Existen miles de blogs en Internet, tutoriales e incluso conferencias en vivo que nos ayudarán a seguir estudiando desde la comodidad de nuestra casa, pero no esta demás salir y leer libros o hablar con personas que se dedican a diferentes sectores de la industria.

Relacionarte con otros profesionales no solo te ayudará a aprender, si no que te permitirá establecer relaciones que en un futuro pueden representar negocios.

También se puede optar por crear un proyecto personal, y ver que parte del proceso nos gusta más, donde nos sentimos más cómodos y en que aspectos debemos mejorar.

En general, lo que tenemos que hacer para lograr aprender lo necesario e iniciar nuestra trayectoria como diseñador web es leer, preguntar y probar, estás tres simples tareas nos lo permitirán.

Leer lo más posible sobre los temas que abarca el diseño web, preguntarle a expertos sobre como realizan su trabajo y finalmente poner en práctica la teoría mediante la construcción de algo.

Dominar las herramientas de diseño

Actualmente existen herramientas sofisticadas y a la vez sencillas que permiten elaborar sitios con estructuras complejas en menos de 5 pasos.

Ahí tenemos ejemplos de CMS como Joomla y WordPress que han hecho de la construcción de un sitio web una tarea fácil.

Si tu te especializas en hacer sitios web y piensas que con manejar alguna de estas herramientas estás listo para cobrar bien y dedicarte completamente y de manera independiente a este tipo de proyectos, debo decirte que muy probablemente estés en un error ya que serán pocos los clientes que estén dispuestos a pagar grandes cantidades de dinero por este tipo de trabajos.

Al ser un diseñador web freelance debes comprometerte a ser capaz de usar la mayor cantidad de herramientas disponibles para combinarlas con tus habilidades y hacerlas trabajar en función de tus proyectos.

Por ejemplo, no muchos diseñadores gráficos están dispuestos a aprender lenguajes como html o css, pero habrá ocasiones en que necesitarás habilidades básicas de estos lenguajes para ofrecer soluciones web completas (o al menos para supervisar el trabajo del que se encargue de la maquetación web de tus proyectos).

El hecho de que sepas realizar páginas en un editor de tipo WYSIWYG como Dreamweaver no significa que estés listo para afrontar este reto, tienes que conocer bien tu código, que representa cada etiqueta y como saber manipular cada parte para conseguir lo que el cliente te pide.

Conocer y aplicar las bases del diseño

Muchos aspectos importantes son pasados por alto por diseñadores inexpertos por el hecho de no conocer los principios del diseño web.

Debemos saber balancear el diseño y la estética, diseñar buenas interfaces de usuario, adaptar nuestras webs a los dispositivos móviles, garantizar accesibilidad, lograr una línea gráfica potente, manejar de manera correcta el SEO para posicionarnos en los motores de búsqueda, entre otras cosas.

Todas estas funciones forman parte de lo que se necesita para ser un buen diseñador web. Y si al leerlas piensas que no cuentas con alguna quizás debas recapacitar el hecho de lanzarte a diseñar de manera independiente.

Tienes que tener en consideración todas estás acciones, si no tu sitio será algo que cualquier programa pueda realizar en cinco pasos.

La diferencia entre un profesional y un aficionado se verá al momento de responder ante adversidades, un profesional debe estar siempre preparado para afrontar los problemas y tener soluciones inmediatas, tú debes estar capacitado para responder a las peticiones de los clientes, proponer y ser competitivo. Para ello debes dedicar tiempo y esfuerzo al desarrollo de tus habilidades y nunca dejar de aprender.

¿Cómo ser el mejor diseñador web?

Difícil pregunta que a primera vista parece contestarse sola.

Todos como jóvenes idealistas que somos o alguna vez fuimos, buscamos siempre ser el mejor y dar siempre un trabajo de perfecta calidad ya que es nuestro instinto de competencia.

Para ser el mejor diseñador web, como todo en la vida tienes que trabajar de manera incansable, aprender obsesivamente y deleitar al cliente con la calidad de tu trabajo.

Seguir aprendiendo y evolucionar como diseñador

Primero que nada debemos tener claro que para ser un buen diseñador de paginas web, debemos exigirnos a tope, dar todo lo que tenemos para ser mejores cada día.

Aprender cada día de todo y de todos, principalmente de los errores que cometemos y/o comenten los demás, así mismo de las dificultades a las cuales nos enfrentamos como diseñadores web freelance.

Es importante no estancarnos y mucho menos confiarnos.

Debemos desempeñar nuestro trabajo con una calidad implacable, darle una firma a nuestro producto, crear una marca que sea identificada como buena y no términos medios.

El mundo está lleno de trabajos mediocres, para poder sobresalir se necesita dar un plus a tu trabajo, y así diferenciarnos de nuestra competencia para poder lograr que los clientes recurran a nuestros servicios.

Ser el mejor diseñador y también el más conocido

Pero la calidad no solo se debe aplicar para tu trabajo técnico.

En el mundo del diseño web profesional muchas veces el ser más conocido te abrirá más puertas que ser el mejor en una área de la programación o del diseño web.

Con esto me refiero a que personas que crean, acumulan y conservan buenas relaciones sociales tanto con clientes, inversores y contactos profesionales pueden llegar a dominar este mercado por el simple hecho de que saben por donde y como moverse.

Darte a conocer en diversos medios y círculos te dará el respaldo que necesitas para asentarte en el sector.

De pronto ya no eres solo “Juanito” ahora eres “Juanito, el que hace páginas web” y la gente ser irá percatando de ti, a tal grado de que cuando necesiten un diseñador, recurrirán a ti por ser la primera persona que les viene a la mente.

El ser más conocido en muchas ocasiones resulta ser más beneficioso que ser el mejor en algo, aunque es fundamental ir mejorando día a día e ir adquiriendo experiencia de nuestro trabajo, ya que si tu trabajo no es excelente, tu reputación tampoco lo será.

En lugar de conocerte como “Juanito, el que hace páginas web” puedes llegar a ser conocido como “Juanito, el que hace muy malas páginas web” y todo el efecto social puede volcarse en tu contra y salir contraproducente.

Cuidar tu lista de clientes

Uno de los principales obstáculos a los que se afronta un diseñador freelance al momento de iniciar su carrera independiente, es no contar con una lista de clientes, pilar de vital importancia que nos permitirá o limitará al desempeñarnos independientemente en este sector.

Esta mencionada lista regularmente se irá creando con los primeros clientes que tenemos, estos nos recomiendan a otros y podemos empezar a guardar contactos.

Podemos sentarnos y esperar que esta lista crezca por la recomendación, lo cual es viable ya que la calidad de nuestro trabajo hablará por si sola y al momento de entregar un proyecto bien desarrollado el cliente estará tan satisfecho con tu trabajo que hablará de ti.

La mejor publicidad que se le puede dar a un producto se produce de boca en boca, y por ello se debe considerar a cada cliente como el más importante, para otorgar a cada uno de sus proyectos la prioridad y calidad necesaria, y así obtener su aprobación que será transmitida hacia nuevos clientes potenciales.

Desde ese momento observamos como aquella persona que se logro relacionar mejor en el pasado puede obtener clientes de manera más rápida, aún cuando existen personas que saben muchísimas más cosas que él o que incluso cobran más barato. Si eres invisible, da igual lo bueno que seas.

La competencia siempre está al acecho

Siempre estará la competencia que querrá hacerte mala fama para tratar de quitarte clientes.

Si te enfocas a realizar bien tu trabajo habrá muchas más personas que hablen bien de ti, y con mayor razón si estás combinando las dos alternativas, le estas dando importancia al aspecto social y mantienes una buena relación laboral con tus clientes.

No puedes controlar totalmente lo que la gente dice de ti, pero si puedes controlar lo que haces en tu trabajo, así que no te preocupes por la existencia de los críticos e incluso “trolls” que buscarán desprestigiarte, mientras más te conozca la gente por tus buenos trabajos menos afectarán esta clase de personas, trata de dar bofetadas de guante blanco y que tu trabajo hable por si solo.

¿Ser diseñador web freelance o trabajar para una empresa?

Es recomendable que al iniciar tu carrera como diseñador web, empieces en una empresa establecida, para que puedas adquirir la experiencia necesaria y puedas manejar un capital que no depende directamente de ti y puedas tomar la confianza necesaria para entregar resultados que se vean reflejados en tu presentación ante la sociedad como diseñador.

Muchas veces aprendemos con los errores y es mejor cometerlos con el respaldo de una empresa a cometerlos con nuestro capital y arriesgar nuestra economía.

Además está claro que si no contamos aún con la formación necesaria, nuestra empresa puede irse a pique si no prestamos la debida atención a todos los sectores, y esto nos puede crear una desaprobación social.

Una gran parte de los diseñadores web freelance son personas que han tenido anteriormente algún tipo de contacto y experiencia en un campo de la informática, o que han venido trabajando de manera paralela en alguna otra compañía dedicada al diseño de páginas web o software.

En cualquiera de estos casos, gracias a su trabajo dentro de una empresa, el diseñador web tiene la posibilidad de haberse formado un nombre o creado una marca que es reconocida por un cierto grupo de personas, lo que puede ayudarle a sobresalir en un futuro como diseñador web independiente.

Es decir, tu manera de trabajar, la calidad que imprimes y los resultados que produces pueden ser vistos y analizados por tus compañeros de profesión y por los clientes, todo esto a través de la visibilidad que una empresa puede ofrecer.

Esto sin duda es un propulsor importante para que al momento de iniciar tu carrera como diseñador web freelance, las personas que anteriormente estuvieron vinculadas con alguno de tus proyectos puedan tener la confianza de recurrir a ti en un futuro.

Los ingresos en este negocio

Como todo en la vida tendrá sus momentos difíciles y sus momentos de gloria, la clave estará en mantener tus clientes, trabajar de manera correcta y utilizar de manera inteligente tus ingresos.

Mientras seas capaz de disfrutar lo que haces y estar seguro de tu potencial, realizarás un trabajo adecuado que mantendrá satisfechos a tus clientes.

No puedes caer en la desesperación, si no disfrutas lo que estás haciendo es mejor cancelar tus proyectos y dedicarte a algo más, el indicado para decidir esto únicamente serás tú.

Si tienes oportunidad de mantener los dos trabajos al paralelo por un tiempo, consigue el mayor colchón económico posible antes de iniciar tu aventura, de esa manera tendrás un respaldo que te permita crear una estrategia más cómoda.

Considera la situación actual del mercado, si tiene amigos que decidieron tomar este camino habla con ellos, pregúntales como hacen para mantenerse y cuantos clientes manejan por año.

Para poder mantenerte y obtener ganancias constantes como profesional de la web se requiere de mucho trabajo, no es fácil, pero al pulir nuestras habilidades, mantener una estrecha vigilancia sobre el mercado y lograr una presentación adecuada de nuestros servicios, nos acercará mucho más al éxito.

Tomar una decisión

Si después de todo esto estás dispuesto a iniciar en el mundo del diseño web freelance, no queda más que darte la bienvenida al negocio, indicándote que esto no será un paseo por el parque.

Está claro que a nadie nos gusta sentirnos desprotegidos, y muchas veces tiendes a esta sensación al momento de querer dar el paso final hacia el freelance y tomar la decisión.

En ese momento y poniendo las cosas sobre la balanza, puedes imaginar las ventajas y libertades que ofrece el estilo de vida al trabajar por tu cuenta, tener tu propio horario, escoger tus clientes y hacer las cosas de la manera en que a ti te gustan, y es entonces que por estas ventajas te decides a emprender un camino muy distinto al que ya conocías.

Como en la mayoría de las profesionales, en especial las modernas, necesitarás devoción por tu carrera, realizar constantes investigaciones, adaptarte fácilmente a los cambios, mantener una práctica constante de tus conocimientos y mantener una comunicación adecuada para satisfacer a tus clientes y lograr tus objetivos.

Ser freelance desde tus inicios como diseñador web, ¿es posible?

Hay quienes desde un principio deciden tomar el camino de la autonomía e iniciar su propio negocio sin pasar por alguna empresa primero.

Entonces, ¿Qué pasa con este tipo de freelancer?, en teoría el camino que tienen que recorrer tiende a ser un poco más difícil, puesto que tienen que ofrecer un producto y un modo de desarrollo relativamente desconocido.

A pocos les gusta ser el “conejillo de indias” de algo, los clientes tardan tiempo en tomar confianza y ésta sólo se empezará a ir ganando con la aprobación social de nuestro servicio.

Por ello, al principio te encontrarás con muchas trabas y dificultades para encontrar clientes, ni se diga proyectos que llenen tus expectativas, pero es necesario empezar de un lugar y siempre buscar la calidad y eficiencia, ya que no hay mejor publicidad que la que se da de boca a boca, es decir cuando nuestro trabajo es recomendado.

Al momento que tu desarrollo, tus proyectos y productos sean observados y reconocidos por un cierto grupo de personas, tu mercado empezará a crearse y dependerá de tu trabajo mantenerlos, pues un buen trabajo traerá consigo más que un pago monetario.

Las vacaciones y descansos, ¿como se manejan siendo freelance?

Convertirse en diseñador web freelance de tiempo completo es una de las decisiones más complejas que se pueden tomar en lo corresponde al ambiente laboral. Cuesta bastante desprenderse de los beneficios de un trabajo estable, con beneficios de seguridad, salud y protección monetaria, sobre todo si somos ya base o sustento de una familia.

Es en ese momento, cuando arrancas con tus operaciones que te das cuenta que no todo era tan bonito como parecía, las empresas siguen demandándote, trabajas más horas de lo estipulado, incluso en fines de semana y la elección de clientes se convirtió en una necesidad más que en una selección, por lo que cualquier proyecto puede tomarse, al final la economía hace estragos sobre nosotros y tenemos que actuar.

La primera etapa como trabajador independiente tiende a ser muy difícil, la situación se convierte en un tira y afloja que constantemente nos hace pensar si fue la mejor decisión la que tomamos.

Dejemos que el verano nos lleve de regreso a nuestro sueño de trabajar cuándo, dónde y cómo queremos, y para ello he aquí unas cuantos consejos.

Reducir nuestra semana laboral

La gran mayoría de los trabajadores independientes se establecen un horario de trabajo de cinco días a la semana.

Como todo buen empleado deciden que de Lunes a Viernes las cosas deben de ser hechas, pero ¿Por qué no exprimir más cada día de la semana?, y de esta manera poder cumplir con las labores semanales en un período de tiempo más corto, establecer el Jueves como día final de labores y tomarnos un fin de semana de tres días.

En un principio puede parecer muy difícil reducir nuestra semana laboral cuando muchas veces ni siquiera los cinco días nos alcanzan, pero esto es más fácil de lo que parece.

Empieza llevando acabo una muy buena planeación y organización, y sobre todo ser duros con nosotros mismos para no dar paso a la procrastinación.

Si exprimir todo un día te resulta difícil, puedes empezar por hacerlo únicamente por las tardes e ir avanzando progresivamente.

Flexibilidad horaria

Trabajar 8 horas al día de Lunes a Viernes resulta convencional y nos facilita el trato con el resto de las personas que tienen un trabajo corporativo, pero hay situaciones en las que no hay nada de malo tomar desviaciones y permitirnos acomodar el horario de manera distinta.

Cambiar una mañana libre por una noche de trabajo no cambia nada y el verano nos da más facilidades para realizar esto ya que los niños están de vacaciones, muchas empresas cierran durante este período y las responsabilidades tienden a relajarse un poco.

Trabajar en cualquier parte

Sal a la calle, toma Sol por un momento, siente el aire que no sale de un ventilador y respira.

Si tienes a tu disposición una portátil, no habrá problema ni internet inalámbrico que te impida trabajar en cualquier parte.

Si eres diseñador freelance y tienes necesidad de estar conectado todo el tiempo puedes ir a algún parque público que se encuentre cerca de algún restaurante, local de comida rápida o alguna escuela y así obtener conexión.

Si trabajas desde casa y tienes un patio trasero no desperdicies la oportunidad de estar en él a ciertas horas del día, esto es perfecto para cuando no puedes salir de tu hogar por ciertas necesidades, ahi tu eres dueño de la señal y puedes disfrutar de una buena dosis de vitamina D sin tener que ir muy lejos.

Establecer bien tus vacaciones

No dejes todo a la suerte o al azar, planea bien el período que tomarás para vacaciones y mantente bien aferrado a esa idea durante todo el año.

Es un error decir que tomaremos vacaciones únicamente si hay una semana floja de trabajo, es probable que esa semana floja nunca llegue y si llega es mejor usarla para aspectos como la promoción del negocio.

Es más fácil planear vacaciones con la familia y amigos si tenemos una fecha exacta para salir.

También puedes ser un buen desarrollador web

Como diseñador web, no puedes ignorar por completo la parte de desarrollo web de un proyecto. Una de las características de un buen diseñador web es precisamente saber de desarrollo.

De esta forma tus diseños serán mucho más robustos y funcionarán mejor, porque tendrás en cuenta al diseñar en la tecnología necesaria para desarrollar en proyecto.

No te agobies, no necesitas ser un maestro de la programación, bastará con que pongas en prácticos algunos tips básicos para que aprendas a defenderte.

Aprende el código paso a paso

En un principio trata de no recurrir a algún framework, empieza a codificar a mano todo para que te vayas relacionando con cada nombre, etiqueta y atributo, esto lo recomiendo tanto para CSS, HTML, como para JavaScript..

Cada lenguaje y cada parte de estos tiene sus características, su uso va a depender de lo que queramos a hacer y cuanto conozcamos o nos desenvolvamos con cada uno de ellos.

Documéntate, lee acerca de los DOCTYPE y su uso, los meta tags, la estructura, la escalabilidad, no te bases en manuales o cursos muy viejos que manejen etiquetas obsoletas.

Trata de mantenerte actualizado leyendo páginas o estudiando cursos como los publicados por el W3C (World Wide Web Consortium).

La documentación es muy importante a lo largo de toda tu carrera, pero en especial al principio de cada proyecto que iniciamos, al documentarnos ahorramos tiempo al momento de desarrollar y evitamos caer tanto en el concepto del “prueba y error”.

Estudia CSS aunque sea lo justo y necesario para que tu sitio luzca presentable y estandarizado.

Puedes recurrir al uso de templates, si el diseño no es lo tuyo pero recomiendo que sepas lo suficiente de CSS para que puedas modificarla a tu gusto y en caso de que exista algún error o sea necesaria una modificación sepas hacerla.

Uso de estándares web

Desde el inicio de la codificación de tu primera página web plana trata de implementar la mayor cantidad de estándares posibles, acostúmbrate a manejarlos pues te facilitarán la vida una vez que te hayas adentrado bastante en este mundo.

 

10 respuestas

  1. Muchas gracias por el post, parecen cosas evidente, pero es cierto que hay que pararse a estructurarlas. A definir horarios, especialidad etc…

  2. Hola Alejandro,
    Gracias por el post que has preparado para conseguir ser un buen diseñador web freelance. Me llamo Víctor Gracia y también desarrollo aplicaciones web y apps de manera freelance.

    Creo que hay que ser bastante disciplinado, aprender de los errores para no volver a cometerlos, ofrecer buen trato cara al público y en especial a nuestros clientes y seguir en una dirección establecida e ir labrando nuestra imagen corporativa, creo que haciendo estos pasos tarde o temprano se recogen los frutos correspondientes.

    Saludos

  3. Los temas tienen una explicación clara y directa a lo que se está refiriendo. SEGUIR ASÍ!!!

  4. Entré buscando tips para que uno pueda ser un buen diseñador, cuando un buen diseñador trabaja duro, demuestra un verdadero empeño y voluntad es posible conseguir muchas cosas.

    Tengo un amigo que estoy seguro le encantarán estos tips, considero de suma importancia leer libros y entender de la importancia de saber en lo que uno se mete. Por ejemplo si no sabes nada de accesibilidad, compras un libro y empiezas a meterle ganas y estudiar. Pero si por el contrario eres perezoso, creo que tienes un futuro muy incierto, es mi sincera opinión.

  5. Algunas ideas que rescato y me gustaria compartir acerca de como llegar a ser un buen diseñador web:
    – es un largo camino que requiere tiempo y dedicacion
    – muchas cosas se aprenden en el camino, con la experiencia
    – ser autodidacta es la mejor opción en la mayoría de los casos pero lleva mucho más esfuerzo y requiere más tiempo, hay que se muy persistente
    – diseño y programación son cosas muy distintas y es muy difícil que llegues a ser muy bueno en ambas, hay casos, pero son raros.

    Desde mi experiencia personal te recomiendo que busques ayuda, un buen curso dictado por alguien que no sea un teórico sino un profesional que se gane la vida con esto y pueda llevarte de la mano en este camino y te ahorre el tiempo que te llevaría aprender por tí solo todo lo que se necesita.

    ¿Que se necesita saber?
    pues si estuviéramos en el primer mundo solo una cosa, especializarte en algo, diseño de interfaces (con photoshop, ilustrator, fireworks), programación del lado del cliente (javascript-jquery) programación del lado del servidor (php o asp), bases de datos (mysql, postgree). ¿Y eso porque? porque en el primer mundo un proyecto web lo hace un equipo de personas multidisciplinarias.
    Pero seamos realistas, eso no sucede en latinoamerica. En nuestros países una persona hace todo: diseña, maquetea, modela la base de datos, programa el frontend, el backend, y encima tiene que cobrar la décima parte de lo que se cobra en USA.
    Entonces si eres latino, como somos muchos de este foro, la cosas va por ahí, aprender al menos a nivel medio:
    HTML, CSS, JAVASCRIPT, MYSQL, PHP.

    Yo soy de Perú y aquí intenté durante mucho tiempo aprender solo, aprendí algo, pero el salto definitivo lo di cuando hice un curso integral de diseño web donde me enseñaron a manejar estas tecnologías y más. Me dieron los conocimientos básicos y me prepararon para seguir por mi cuenta y aprender más con una base solida.
    El curso lo llevé hace poco más de un año y desde que lo terminé las paginas que he hecho son cada vez mejores y puedo decirte que estoy cerca ya de poder dejar mi trabajo formal y dedicarme a esto a tiempo completo.
    Me he puesto como meta que cuando mi ingresos por las paginas que hago exceda en un dolar al menos mi sueldo de mi trabajo diario, renunciaré y seré desarrollador a full time, calculo que en un par de meses lo lograré.

    Saludos desde Peru
    Francisco G.

  6. Excelente artículo.

    Es indudable que en un mundo en constante evolución, como lo es el desarrollo web, la formación es imprescindible si quieres mantenerte dentro del mercado. Muy a menudo, las empresas prometen planes de formación y los cumplen o no, según sean las necesidades de los proyectos a los que asignan a los profesionales, por lo que creo que ser autodidacta forma parte de la vida de la mayoría de los desarrolladores españoles (que es el mercado que conozco). Si no se mantienen actualizados los conocimientos, se corre el riesgo de quedarse obsoleto.

  7. Pues si. Por un lado, lo mejor es coger experiencia en una empresa, y luego si puedes, trabajar por cuenta propia. Aunque no es fácil.
    Otra cosa muy importante, que has comentado en varias ocasiones en el artículo, es el tema de las recomendaciones y el boca a boca.
    Trabaja bien, se honesto, y al final te llegará la recompensa.

  8. Hola,

    Están muy buenos los consejos brindados. Sirven de guía y son muy útiles, ya que contemplan varios de los aspectos que conlleva ser un buen diseñador web. Es cierto como dice Alex que es necesario estudiar. Diseñar correctamente es algo que lleva tiempo y mucho aprendizaje.

    Saludos, Eugenia.

  9. Es importante que a parte de ver consejos en la web, uno se ponga a estudiar. Ya sea una carrera o muchos libros de programación.
    Que nadie piense que uno se puede poner de un día para otro a programar webs profesionales. Es como si a uno le diera por operar un corazón de hoy para mañana.

Deja una respuesta