Diseño Web Freelance

Administrar tu tiempo como freelance y ser más productivo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

En este artículo hablamos sobre el uso adecuado del tiempo, administrando los pocos momentos libres y de concentración que tenemos al día para obtener el máximo provecho al realizar proyectos de manera independiente como diseñadores.

Haciendo un análisis con honestidad, debemos de reconocer el hecho de que como humanos que somos, al no tener un jefe directo o una autoridad que nos esté demandando un cumplimiento con cierto horario para proporcionar nuestros servicios, terminamos por adecuarnos de manera rápida y sencilla a un horario quebrado lleno de distracciones y que en ocasiones nos produce pocas ganas de trabajar.

No te sientas mal si eres parte de este club, a todos nos gusta postergar tareas por distintas razones o simplemente por el motivo de no tener ganas de hacerlo en ese momento.

Entre esas miles de razones que se nos pueden ocurrir, a lo mejor podemos pensar que el proyecto es muy difícil o intimidante, quizás no estás seguro de cómo empezar o simplemente la inercia y modo de vida que llevas en ese momento hace que pongas freno a todas tus actividades y no te permite ser más productivo en el trabajo.

El punto a tratar es no frustrarnos por el hecho de que nos distraigamos fácilmente. Debemos buscar soluciones, adecuarlas a nosotros y seguir las que mejor se adapten para ser diseñadores web freelance productivos.

Para ello presentamos aquí algunos consejos que permiten trabajar más cuando tengamos arranques de productividad.

¿Cómo administrarse el tiempo siendo diseñador freelance?

Divide tu trabajo en bloques

Una solución bastante sencilla y que funciona la mayor parte del tiempo es dividir el trabajo en pequeñas tareas, las cuales serán realizadas durante esas rachas de productividad que emergen en los momentos menos esperados.

Al tener tareas más pequeñas hay menos probabilidad de que la flojera domine tu mente, el simple hecho de ir terminando paso a paso cada parte de un total nos crea la grata sensación de ir progresando, lo que motiva a continuar.

Esta acción de dividir puede sonar bastante obvia, pero por increíble que parezca no muchas personas lo ponen en práctica y aquellas que lo llegan a hacer muchas veces no le sacan provecho o no hacen un uso óptimo.

Define la importancia

Supongamos que un día se nos ocurre aprender a tocar el piano, ¿Qué es lo primero que harías? ¿Tomarías alguna partitura y simplemente empezarías a tocar?, la lógica nos dice que eso es prácticamente imposible. Obviamente primero tendríamos que aprender a leer dichas partituras, después analizarlas y finalmente interpretar dichas notas en el piano.

Lo mismo pasa cuando iniciamos un proyecto de diseño web, no podemos hacer algo que requiera de otra cosa que no hemos hecho nunca, por ello la correcta definición de nuestra lista de tareas es muy importante.

Si tenemos un proyecto ya establecido y te dispones a realizar una lista de tareas pendientes para empezar con el desarrollo, basta con que le des un grado de importancia a cada acción para saber la división y orden que le darás a cada tarea.

Una vez definido esto, simplemente coloca como primer elemento de tu lista la tarea más importante.

Si al momento de realizarla te das cuenta de que sigue siendo muy intimidante o demandante, entonces debemos dividirla aún más en otras tareas más sencillas que nos lleven menos tiempo.

Por ejemplo, en lugar de escribir un artículo completo, nos ponemos como primer objetivo escribir la introducción o un resumen de lo que queremos plasmar.

Está claro que todo esto va a estar sujeto a un tiempo general de desarrollo que la mayor parte del tiempo está definido por nuestro cliente.

Debemos adaptarnos a ese tiempo de entrega y construir nuestro itinerario dejando claro que para esa fecha todo debe estar terminado.

Ponte en acción, es lo único que necesitas para aprovechar los momentos de productividad.

Controla el tiempo

Si vamos a trabajar en base a tarifa de horas, es esencial tener un cronómetro o por lo menos un reloj en la habitación donde comúnmente realizamos el desarrollo.

Tener cerca de nosotros alguno de estos aparatos nos permitirá saber cuando tomaremos las pausas para atender otros asuntos, como es de suponer son herramientas esenciales para trabajar con la técnica de momentos de productividad.

Nunca te olvides de la lista de prioridades

Recuerda que seremos más productivos manteniendo una lista de prioridades que enumere todas las pequeñas tareas de nuestro proyecto.

De esta manera cada momento que tengamos para poder realizar un arranque productivo seleccionaremos un elemento de la lista sin tener que ponernos a pensar que falta o que se necesita hacer.

Además de que podemos hacer un análisis de nuestro avance en base a las tareas que han sido marcadas como realizadas.

Si tu lista lo requiere, cada vez que termines con tu desarrollo anota el siguiente paso del proceso, así llevarás ventaja al siguiente momento que te decidas a llevar acabo un arranque de productividad.

Finalmente te recomiendo tomarte el tiempo necesario para apreciar lo que has avanzado.

Cada vez que termines una tarea, observa el resultado, fíjate en su funcionamiento y siéntete orgulloso de lo que hiciste, esto te motivará a seguir con el proyecto y te hará ver que cada vez falta menos.

Como ser un diseñador freelance más productivo

Generalmente al momento en que una persona decide establecer su hogar como base central de operaciones para desempeñar su trabajo, en este caso como diseñador web freelance, tienden a surgir consciente e inconscientemente una serie de ideas de como será su futura forma de trabajar.

Muchas veces nos imaginamos que el trabajar en casa será de lo mejor, haremos el trabajo cuando nosotros deseemos, podremos hacer las actividades en el horario que queramos, sin necesidad de cumplir con un código de vestir y con la comodidad de no salir de la casa y lidiar con temas como el calor de la ciudad, el tráfico, las distancias a recorrer, la gasolina gastada y el desgaste del coche, o incluso evitar usar el transporte público que varios sustos nos ha hecho pasar.

Inconscientemente también nos vamos haciendo a la idea de que podemos ser un poco más flojos, sin tener la presión de un jefe, podemos levantarnos más tarde por lo mismo, escribir o desarrollar cuando nos sintamos inspirados o cuando nos de la gana.

Pero se nos olvida algo muy importante, el cliente.

Tu jefe ahora es tu cliente

Cuando somos desarrolladores freelance sí tenemos que responder ante alguien, y ese alguien es nuestro cliente.

Él también maneja un horario, y aunque no será un trato dictatorial, puede decidir a qué hora quiere reunirse o hablar con nosotros, puede dar su opinión sobre el diseño del sitio web y puede dar ideas.

Al final el cliente es quien sustentando económicamente el proyecto, por ello también debemos actuar para convencer y hacerlo ver porqué hacemos las cosas así, después de todo también somos asesores, para eso se nos contrata.

Muchas veces tenemos que ajustarnos el cinturón, y pensar en favor del proyecto.

El cliente puede demandarnos ciertas fases del proyecto terminadas a cierta fecha límite.

Esto puede causarnos conflicto si no aprendemos a manejar bien el tiempo que tenemos en la mano y lo malgastamos viendo la televisión o navegando en Internet visitando sitios que poco o nada tienen que ver con nuestro trabajo.

Vida personal versus laboral

Para poder realizar un buen trabajo desde casa debemos aprender a separar la vida laboral de la vida personal.

Si tienes la oportunidad o los recursos utiliza una de las habitaciones de la casa como oficina, o por lo menos trata de no hacer todo tu trabajo desde la cama.

Suena genial al principio pero créeme que eso no causará más que una tentación. El recostarse un poco para descansar la espalda, se convierte pronto en acurrucarse, luego estirarse y después volverse a dormir un rato.

Y a la viceversa esto también afecta: una persona que trabaja como diseñador web freelance no se puede relajar mucho si estando en su cama un domingo por la mañana se despierta viendo su agenda, un libro de diseño y alguna que otra Cheat Sheet de jQuery o CSS pegada en la pared.

El trabajar en tu casa trae consigo no salir mucho de ésta.

Una de las ventajas que traía salir todos los días por la mañana a tu trabajo era despejarte, ver que pasaba a grandes rasgos en la ciudad. Algunos dirán que leyendo un periódico logras lo mismo, pero cuando te aísles en gran medida en tu casa, entenderás que no es así.

Sal de tu trabajo… o de tu casa

Trata de salir a trabajar un par de veces a la semana en algún parque, algún café, trata de establecer las citas con tu cliente en algún lugar público, un restaurante o plaza, no conviertas el trabajo en tu vida, ni tu oficina en tu hábitat.

Debes aprender a mantener una gran organización para el manejo de tu información laboral y personal.

En la actualidad el ordenador es la herramienta para llevar esta tarea y lo hace de manera espectacular, pero por increíble que parezca el usar el mismo ordenador para trabajar, jugar, realizar algún hobbie o socializar puede ser un desastre.

Tata de organizarte bien creando carpetas y separando la información sobre tu trabajo como diseñador web frelance, para que no te resulte tan difícil encontrar aquel demo o libro que descargaste, o incluso tu mismo psd.

Sigue unos hábitos saludables

El teléfono puede actuar como tu amigo en diversas situaciones pero cuando trabajas en tu casa te puede causar un gran dolor de cabeza.

Muchas veces nuestros familiares y amigos llaman a casa buscándonos pues saben que estamos ahí, pero olvidan por completo que estamos dedicados al trabajo en ese momento.

Sin importar esto, muchas veces contestamos la llamada por amabilidad o cortesía, pero esta puede prolongarse por varios minutos, incluso horas, lo que corta la inspiración que teníamos en cierto momento y por supuesto afecta a la productividad.

Para solucionar esto podemos contratar una línea de móvil dedicada únicamente a nuestro negocio y atender sólo las llamadas que lleguen a este teléfono. Recalco el hecho de que sea un móvil para que el cliente pueda encontrarnos en algún otro lugar si decidimos salir de casa a trabajar.

Como último consejo te recomiendo no descuidar aspectos que antes cuidabas.

Con esto me refiero a que si antes eras una persona limpia y pulcra que se levantaba todos los días a las 7 AM y se bañaba, peinada y aseaba en general, sigue haciéndolo.

Es ampliamente recomendable que no descuides tu imagen ni aspectos de tu rutina diaria.

Eliminar las distracciones de un diseñador

Las distracciones forman un vicio que nos puede destruir si trabajamos desde casa, por lo que es fundamental eliminarlas para poder aprovechar las ráfagas de productividad.

Internet, amigo y enemigo del diseñador web

Internet es nuestro gran aliado al momento de trabajar, si somos diseñadores web nuestro trabajo simplemente no existiría sin él, pero al momento de estar diseñando puede convertirse en nuestro peor enemigo.

Miles de distracciones se encuentran al navegar por Internet, desde videos hasta noticias que nos hacen perder nuestro enfoque y la línea de producción se ve interrumpida.

Si estamos diseñando no es del todo necesario tener conectada nuestra máquina a Internet, simplemente podemos desarrollar nuestro código y si surge una duda apuntarla para después en un cierto período de tiempo conectar de nuevo la red y buscar todas las dudas.

Esto puede parecer drástico pero en realidad Internet es donde mayor tiempo se desperdicia, es cierto que mucho de ese tiempo es invertido para obtener algún valor educativo, pero en muchas otras ocasiones simplemente tiramos horas a la basura.

Incluso, si es absolutamente necesario utilizar Internet para realizar alguna investigación, puedes hacer uso de alguna utilidad o extensión, como StayFocusD, de Chrome, que bloquee los sitios donde comúnmente pierdes tiempo o pasas tus ratos de ociosidad.

Herramientas y programas

Trata de que los programas que comúnmente utiliza para llevar acabo su trabajo sean sencillos y no representen una distracción.

En muchas ocasiones adquirimos o descargamos programas muy sofisticados llenos de herramientas maravillosas que nos permiten hacer un sinfín de actividades espectaculares pero que de cierta manera no las necesitamos para nuestro trabajo actual, pero por el simple hecho de tenerlas ahí queremos experimentar con ellas y empezamos a mover todo lo que podemos tirando mucho tiempo necesario.

Enfoca el uso de herramientas únicamente a las necesarias para llevar acabo tu trabajo y sacar a flote tu proyecto.

Evitar los medios de comunicación cuando trabajes

Como hemos definido en otros artículos es muy importante adaptarnos a la manera en que el cliente desea comunicarse con nosotros, sin embargo es muy importante canalizar nuestra atención en tan sólo uno de estos medios si queremos progresar en nuestras tareas.

La comunicación instantánea es fantástica, pero cuando estás trabajando es una interrupción más, y si estás son constantes todo resultará en falta de concentración

Trata de desactivar las notificaciones de correo electrónico, de mensajería e incluso mantente alejado del Twitter o Facebook, aunque sean medios para lograr contactos de trabajo.

Primero concéntrate en terminar tus tareas y después tendrás tiempo y oportunidad para revisar cada uno de ellos.

En cuanto al teléfono puedes mantenerlo encendido si no recibes llamadas constantes, pero en caso de que no sea necesario o no estés esperando alguna llamada importante puedes apagar tu celular y desconectar tu línea para ahorrarte alguna distracción producto de una llamada de un vendedor o familiar.

Área de trabajo para el diseñador web

Mantén tu área de trabajo y tu equipo de manera limpia y ordenada, si existe un desorden visual puede causar una distracción.

No digo que no tengas juguetes o pelotas en tu escritorio, porque yo lo hago. El punto es que si tienes el agua en el cuello y el tiempo se te acaba es mejor no tener a la mano algo que te pueda distraer.

Muchas veces las pelotas son elementos anti estrés, nos ayudan cuando queremos pensar y estamos estrellándolas contra una pared, pero ese momento de pensar se puede convertir después en un juego o simplemente el pensamiento es dominado por asuntos externos que nada tienen que ver con el trabajo.

Trata de concentrarte mejor en el diseño y cuando haya mas tiempo tómate descanso, la pelota puede entrar en acción.

Tareas para momentos con poco trabajo freelance

Al trabajar como freelance estamos a disposición de la influencia de ciertos factores que hacen que nuestra carga de trabajo se vaya reduciendo. La situación económica por la que pasa el país donde vivimos, la temporada del año, el aumento de la competencia y el crecimiento de la informalidad en los negocios, pueden hacer que caigamos en un período lento de trabajo, donde los proyectos sean escasos y el tiempo libre sea más del acostumbrado.

En muchos de estos casos, no hay demasiadas cosas que podamos hacer para prevenir o superar la situación, por lo que simplemente hacemos el recorrido usual en las bolsas de trabajo y nos sentamos a esperar respuestas por parte de los clientes a los que les mandamos alguna propuesta. Sin embargo, hay acciones que podemos tomar para invertir productivamente el tiempo libre extra con el que contamos, y de esa manera invertirlo en nuestra empresa.

Haz dinero con tus activos

Generalmente al trabajar de manera independiente, caemos en un ciclo de conformidad donde solamente intercambiamos nuestro tiempo por dinero, olvidándonos que existen otras formas con las que un diseñador y/o desarrollador pueden obtener ganancias, como por ejemplo la venta de sus activos.

Un activo es todo aquello que posees que tiene un valor de cambio, es decir, tanto tus bienes como servicios son incluidos en este concepto.

Dependiendo de tu nicho de trabajo y de los acuerdos de uso que tengas con tus clientes anteriores, puedes hacer un listado con todas las librerías, plugins, extensiones, fragmentos de código, fotografías, imágenes vectorizadas, plantillas y elementos similares que puedas vender.

Puedes hacer uso de algunos sitios de almacenamiento, subir tus recursos y obtener algún tipo de beneficio económico.

Por ejemplo, tus fotografías puedes ser puestas en venta mediante iStockPhoto, tus plantillas en themeforest de Envato, los vectores en vectorstock y el código en algún sitio especializado en el lenguaje en el que lo desarrollaste.

Si decides que la venta de activos es lo tuyo, puedes continuar realizando activos nuevos en busca de dinero, sólo asegúrate de que el rendimiento monetario justifica el tiempo invertido en la tarea.

Mejora tus procesos

El refinamiento de nuestros procesos debe ser una tarea constante, en tu agenda siempre debe de existir espacio para buscar ser más eficiente y profesional.

De esta manera la calidad de tus proyectos hablará por ti en los momentos en que no puedes establecer un contacto directo con un cliente.

Cuando la carga de trabajo disminuye, es un momento adecuado para hacer de esta mejora continua, un análisis más profundo sobre cómo optimizar dichos procesos.

Para lograr mejoras debemos analizar la forma en que manejamos a nuestros clientes, cómo llevamos el control de aquellos que son nuevos, cómo mantenemos a los regulares y cómo les facturamos.

Debemos ver si existen mejores maneras de reducir costos, desperdiciar menos tiempo y obtener más horas facturables.

Los freelancers a menudo se centran únicamente en establecer una tarifa por hora, dejando de lado la eficiencia en su trabajo, lo que a menudo se traduce en más tiempo desperdiciado, aumento de costos y menos horas cobradas.

Recuerda que un buen proceso de trabajo te abrirá muchas puertas y harán crecer tu negocio de manera financieramente sustentable.

Lee y estudia sobre las nuevas tendencias

Para ponernos al día, es recomendable visitar sitios relacionados al diseño web, estudiar las nuevas técnicas emergentes, practicar con nuevas herramientas y buscar el balance entre lo que a ti te gusta y lo que está dictando el mercado.

Esto además de ser una buena práctica, es bastante agradable, ya que nos permite tomar un tiempo para leer e investigar, dándonos la oportunidad de apreciar trabajos muy buenos, con la posibilidad de encontrar un nuevo estilo.

Archiva y respalda

Una regla de oro aplicable al momento de utilizar computadoras, y que muchas veces aprendemos a la mala, es realizar respaldos periódicos.

Nunca sabes cuando puede llegar el momento en que a tu ordenador se le ocurra simplemente dejar de funcionar, sin importarle que tengas una entrega muy importante al día a siguiente o si no has subido nada de tu código al servidor.

El archivar y respaldar te permitirá tener un tipo de protección contra desastres, además de que al tener tus archivos organizados, la tarea de buscar información, páginas o proyectos viejos será mucho más sencilla.

Recuerda que no hay nada malo con utilizar algunos minutos del tiempo que destinamos al proyecto, para organizar las carpetas y archivos que componen el proyecto que le entregaremos al cliente.

Esto facilitará su mantenimiento y permitirá al cliente encontrar de manera más rápida lo que busca.

Contacta a tus clientes anteriores

El mejor recurso que tenemos a la mano para conseguir nuevos proyectos de manera rápida y sencilla, es recurrir a tus clientes anteriores.

Cuando las cosas empiezan a ponerse flojas y el trabajo comienza a escasear, es bueno mandar un par de correos a algunos de tus clientes con los que has trabajado recientemente.

Puedes preguntar en qué están trabajando actualmente, explicar lo que tú has estado realizado últimamente y ver si quizás pueden meterte en un nuevo proyecto.

Esto no sólo permite fortalecer los lazos de la relación que tenemos con el cliente, sino que además les recuerda que estás a su disposición en caso de requerir algún tipo de ayuda o asesoría. De esa manera cuando surja algo el primer nombre que se les vendrá a la mente será el tuyo.

Siempre debes recordar que es mucho más probable conseguir trabajo recurriendo a clientes anteriores a estar insistiendo en nuevas búsquedas a través de bolsas de trabajo.

Actualiza tu portafolio

Muchas cosas pueden pasar en la vida de un diseñador freelance a lo largo de un año, si tienes más de eso sin actualizar tu portafolio, entonces es tiempo de sentarse a revisar qué es lo que falta y qué es lo que está de sobra.

Vuelve a leer y escribir tu portfolio las veces que sea necesario, asegúrate que cualquier cambio de trabajo o estudio se haya actualizado correctamente.

Revisa detalladamente qué es lo que se puede agregar o eliminar, y analiza si es necesario hacer revisiones a tu marca.

Como tener vacaciones siendo diseñador freelance

Cuando hemos trabajado durante un largo período de tiempo, es común que queramos descansar un poco y desconectar el trbajo. Este tiempo nos servirá para aclarar la mente, buscar nuevas motivaciones, planear nuestro futuro y meditar sobre lo que deseamos hacer.

Sin embargo, en el mundo del freelance, por irónico que esto pueda llegar a parecer, muchas veces resulta más difícil poder darnos este tiempo. Esto es producido en gran medida, por la presión que genera el no tener un contrato fijo, la necesidad de conservar clientes y el miedo a que la competencia nos adelante.

Consejos para organizarse las vacaciones siendo freelance

Para poder tener tranquilidad no hay nada más importante que ahorrar, trata de ahorrar lo más posible y de ser posible invierte una parte para que genere dinero constantemente. Sin ahorros es prácticamente imposible estar tranquilo mientras estás de vacaciones. Recuerda que como freelance que vende servicios, si no trabajas no ingresas dinero.

Pon en orden tu vida, identifica bien qué es lo que quieres y cómo quieres lograrlo. Si no estás conforme con la forma en que se están dando las cosas, entonces quizás algo estás haciendo mal. Tómate el tiempo necesario para meditar sobre lo que estás haciendo y encuentra una respuesta para tus problemas.

Trabaja también para generar ingresos pasivos, esto te ayudará a tener ingresos más estables en general. Ya sea hablando o escribiendo de algo, practicando la actividad o instruyendo a otros sobre ella. Si te decides por viajar, entonces recuerda que no hay nada mejor para aprender que los viajes, vive y disfruta lo más que puedas la cultura de cada lugar que visites.

2 respuestas

  1. Es muy cierto, en ocasiones uno avanza y avanza y no se da el tiempo para darle un vistazo a su trabajo y reconfortarse con la gratificación de empeño y esfuerzo que uno deja al trabajar con tanta pasión.

    Saludos…

Deja una respuesta