comparte el articulo 

Cómo mejorar tus estimados como freelancer

Actualizado el 18/04/2013 < > 0 Comentarios

Resumen: Explicamos los tres factores claves para mejorar las estimaciones de un proyecto

A pesar de ser uno de los pasos más tediosos del proceso de desarrollo de sitios web, la realización de estimados constituye una de las partes más relevantes en la administración de un freelancer. Gracias a una correcta estimación, podemos llegar a mejorar notablemente nuestros negocios.

Si alguna vez has tenido la oportunidad de trabajar en un proyecto grande, el cual estuvo relacionado a la elaboración de un sitio web, muy probablemente te tocó lidiar con estimados, y por lo tanto sabes de manera clara como hacen sufrir al diseñador web. Ya sea por factores que no se consideraron o por tareas emergentes, los estimados en muchas ocasiones tienden a desfasarse causándonos un gran dolor de cabeza al momento de entregar resultados y evaluar costos.

Al mejorar nuestros estimados lograremos lidiar mejor con el proceso, de esa manera evitaremos terminar perdiendo dinero y sobre todo lograremos mantener el preciado tiempo para nosotros. Además, un buen estimado puede marcar la diferencia entre mantener o perder un cliente.

¿Qué es un estimado?

Como en la mayoría de los casos, el primer paso que debemos tener en claro para poder realizar bien una tarea, es tener bien en claro qué es y qué representa lo que estamos manejando. Es por esto, que es necesario entender de manera adecuada, qué es un estimado.

Un estimado, en teoría, es una evaluación honesta que se realiza previamente al inicio de un proyecto, con el fin de establecer un tiempo de desarrollo, donde al final de éste se entregará un producto capaz de probarse. En muchas ocasiones estos estimados no son tan honestos, o quizás no muy bien pensados, por lo que se termina apresurando a los desarrolladores y utilizando tiempo destinado para otra actividad.

Un buen estimado, se podría definir como aquel que se cumple a tiempo o con una ligera diferencia. Por su parte, un mal estimado es aquel que no se encuentra para nada cerca del tiempo real requerido para completar una serie de tareas.

En muchas ocasiones, una buena estimación nos servirá de guía a lo largo de un proyecto, permitiendo establecer plazos de manera correcta y dividir el trabajo en milestones. Esto ayudará a definir mejor las tareas y evitará regalar nuestro trabajo y tiempo. Mientras que una estimación mala, nos va a conducir a un proceso con mayor incertidumbre, donde terminaremos trabajando demasiadas horas sin paga con el fin de mantener los tiempos que establecimos.

Para poder mejorar nuestras estimaciones podemos tomar en cuenta tres factores fáciles de analizar. El primer de ellos es la experiencia que ya tenemos al realizar proyectos previos, el segundo es la investigación del trabajo requerido y búsqueda de proyectos similares que nos permitan aprender de la experiencia de otros, y el tercero es reconocer correctamente el tamaño del proyecto que estamos por iniciar.

Experiencia previa

No existe mejor aprendizaje que el que nos deja la experiencia, si ya has tenido la oportunidad de trabajar con algún proyecto similar al que estas apunto de empezar, tu experiencia con él te servirá en gran medida para establecer tiempos y aproximados. Siempre resultará mucho más fácil realizar estimaciones cuando ya se ha trabajado con algo, que cuando se lleva a cabo por primera vez.

Por ejemplo si anteriormente ya has desarrollado una página que funcione como catálogo de imágenes, sabes bien que tipo de actividades se requieren y que impedimentos pueden surgir, por lo que tu estimado verá reflejado esto. Inclusive puedes mejorar estos tiempos reutilizando algo del código que ya realizaste anteriormente.

Por otra parte, si es la primera vez que realizas un proyecto de cierto tipo, tu estimado se verá comprometido y estará más propenso a fallar, ya que incluso algo tan básico como la investigación previa te puede llevar más tiempo del esperado. Las primeras veces que realices algo siempre te encontrarás con sucesos inesperados, esto te ayudará para que la siguiente vez realices estimados estos sean más realistas.

Investigaciones

Si viviéramos en un mundo ideal, siempre tendríamos la experiencia necesaria antes de realizar un estimado, pero eso casi nunca es cierto. Desgraciadamente cuando no contamos con una experiencia propia, no queda más que realizar una búsqueda de proyectos similares para tratar de aprender de la experiencia de otros.

Si después de una investigación no encontramos casos similares, o simplemente pensamos que nada de lo que encontramos se identifica en su mayoría con el proyecto que estamos a punto de empezar, entonces es tiempo de pasar a investigar lo necesario para sacar adelante cada una de las tareas que pensamos realizar. Una vez que se haga esto, se pueden realizar estimados en base al trabajo que hemos previsto.

Las buenas estimaciones deben ser apoyadas por una buena investigación, estas son necesarias para tener una idea de cómo y qué hacer para completar una determinada tarea o función. Una investigación también nos ayuda a descubrir los detalles de la funcionalidad que se nos pidió, si por ejemplo el cliente requiere un login de facebook para su página, el investigar sobre el tema nos permitirá entender qué es una API de facebook y cómo interactuar con ella.

Pero una buena investigación también se debe de realizar con equilibrio, por lo que debemos evitar utilizar bastante tiempo sólo para realizar una búsqueda. Esta claro que mientras más investiguemos más detallado puede ser nuestro plan y mejores estimados pueden realizarse, pero esto de nada servirá si realizamos los estimados casi sobre la fecha límite de entrega.

Debemos recordar que una estimación nunca será perfecta, por lo que debemos mantener un balance entre el tiempo que dedicamos a investigar y la entrega de resultados para el cliente.

Definir bien el tamaño del proyecto

En muchas ocasiones creemos saberlo todo y pensamos estar listos para cualquier reto, por lo que al hacer estimaciones sobrevaloramos las tareas que componen un proyecto y pensamos que en poco tiempo todo estará listo. Esto hace que nuestros estimados se tornen erróneos y terminemos utilizando mucho más tiempo para terminar una tarea que lucía muy sencilla.

Si reconocemos correctamente el tamaño del proyecto que estamos por iniciar, el resultado final serán estimados más adecuados y nos ayudará a liberar presión cuando una tarea nos este costando tiempo.

Publicado el 18/04/2013, última actualización 18/04/2013.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño de paginas web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras