comparte el articulo 

Errores que debemos evitar al negociar

Actualizado el 19/03/2013 < > 1 Comentario

Resumen: Explicamos algunos de los errores más comunes que un diseñador freelance comete al momento de negociar.

El hacer negocios es una actividad que constantemente realizamos a través de varios aspectos de nuestra vida, el poder llegar a una resolución en una toma de decisiones, muchas veces termina transformándose en una negociación. Si ninguna de las partes decide ceder ante la otra, se tiene que optar por establecer un tipo de negociación para que de esa manera se llegue a un acuerdo, el cual en teoría debería beneficiar a ambos.

Nosotros como diseñadores web, estamos acostumbrados a desenvolvernos un tipo de ambiente cerrado, donde el contacto directo con las personas es casi nulo y este tipo de relaciones no se presentan de manera cotidiana. Es por esta razón, que el hablar de negociaciones pone a temblar a más de uno, pues es muy común que se nos tienda a dificultar su establecimiento.

Si bien las negociaciones pueden sonar aterradoras al pensar que pueden traer consigo consecuencias difíciles de sobrellevar, tenemos que estar conscientes que como freelancers estableceremos constantemente este tipo de relación, por lo que debemos estar lo mejor preparados al momento de afrontarlas.

Lo cierto es que las negociaciones pueden llegar a ser un proceso bastante estandarizado, y como tal se puede seguir una ruta segura, En este artículo, hemos establecido algunos de los errores que debes evitar al momento de de realizar una negociación, y así evitar las consecuencias negativas.

Ser ambiguo en tus precios

Cuando el cliente nos cuestiona sobre nuestras tarifas, tendemos a cometer el error de dar un rango de precios muy grande con tal de quedar bien con el cliente. Por ejemplo, cuando se nos pregunta un precio de una aplicación, podemos decir que éste variará de $10000 a $20000, esto hace que nuestra respuesta sea ambigua, ya que la perspectiva del cliente será diferente a la tuya.

Mientras tú piensas que los $20000 es un precio justo, el cliente lo único que piensa es en los $10000, y como tú diste pie a eso, no habrá forma de alegar que él esta mal. Esto causa que al final nadie este feliz, prolongando la negociación hasta que se encuentre el punto medio.

Hablar en cifras redondeadas

El uso de cifras redondeadas o exactas, muchas veces hace pensar al cliente que no estas realmente preparado para una cotización. Un número redondo no es específico, por lo que puede dar la impresión de que no tenemos idea del costo que se genera al trabajar en un proyecto como freelance.

De igual manera, al dar una cifra de este tipo, el cliente puede pensar que has redondeado a tu favor esperando que en la negociación se baje dicha cifra.

No es lo mismo decir $15000 a $14750, el segundo número da pie a que el cliente piense que ya has establecido costos, agregado porcentajes y que estás firme en tu estimado.

Ser siempre el bueno

Si piensas que lo justo es ser siempre el bueno, estas en un error. En una negociación no siempre debemos tomar el papel del bueno, ya que de ser así terminaremos recibiendo mucho menos de lo que realmente vale nuestro trabajo.

Es común que por querer quedar bien ante un cliente, el diseñador tienda a decir frases como “Págame el precio que tú consideres justo”, dejando a la libre interpretación de una persona que lo que menos quiere en ese momento es gastar.

Debes recordar que no todas las personas son iguales, no porque tu eres justo en la vida, el resto de las personas también lo serán. Recuerda que el ser justo no significa ser tonto.

Hablar de más

Es común que por el nerviosismo que una negociación puede traer, terminemos hablando demasiado sobre aspectos que quizás no debemos tocar. Cuando se están manejando cifras sobre la mesa, una plática debe llevarse en un tono discreto y el silencio debe convertirse en tu principal aliado para añadir presión al cliente.

Cuando propongas una cifra de estimación, simplemente entrégala o coméntala, y permanece en silencio. Puede parecer rudo, pero no lo es, simplemente espera y le darás tiempo al cliente para que procese el número que le diste y empiece a buscar una justificación para pagarte tal cantidad.

Recuerda siempre mantener la calma y no apurarte, si no quieres ser presionado tampoco presiones al cliente, simplemente espera a que exista una respuesta de la otra parte. El hablar demasiado se convierte en tú enemigo en momento críticos como éste.

Conclusión

Con sólo leer estos consejos no te convertirás en un negociador estrella, pero son buenos puntos para iniciar a mejorar nuestro proceso de negociar. Para complementar lo dicho aquí, puedes buscar más información en la web, analizar las negociaciones que establecen otros, ver la forma en que otros manejan sus errores y problemas al negocios y sobre todo continuar practicando.

La práctica no necesita ser una negociación directa de un diseño o desarrollo, puedes practicar en un mercado, en una tienda o simplemente en un puesto ambulante, de esta manera aprenderás poco a poco como establecer negociaciones sin tener tanto dinero en juego.

Publicado el 19/03/2013, última actualización 19/03/2013.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño de paginas web

Añadir Comentario (Subir al texto)

1 Comentario

  1. Fernando Rios Roman

    Que tal buenos dias, me preguntaba si me puede proporcionar una biografia de usted, es algo raro , pero es para una tarea en la cual necesito dos autores que hablen acerca de los errores en una negociacion, espero su promta respuesta y de antemano gracias

    Domingo, 21 de septiembre 2014

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras