Diseño Web Freelance

Estudiar programación en 2022, ¿merece la pena?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

La profesión de desarrollador web lleva años siendo de las más demandadas en las ofertas de trabajo. ¿Seguirá así mucho tiempo? ¿merece la pena empezar a estudiar hoy programación web?. Veamos el estado del sector.

La profesión de desarrollador web lleva años siendo de las más demandadas en las ofertas de trabajo. Este es un motivo de peso para plantearse estudiar tecnología en 2022, desde luego.

En una economía donde hemos pasado recientemente las crisis más grandes del último siglo, el puesto de programador web o desarrollador de software, es un perfil con paro que tiende prácticamente a cero.

¿Cuánto va a durar esta bonanza? ¿Seguirá así eternamente? ¿merece la pena empezar a estudiar hoy programación web para dedicarnos a ello profesionalmente?.

Veamos el estado del sector.

Hablemos de dinero

A todos nos interesa el dinero, no hay por qué negarlo, al fin y al cabo lo necesitamos para llevar una vida cómoda y poder pagar nuestros gastos y necesidades.

Por eso, prefiero arrancar este artículo por la parte que más suele interesar. ¿Cuánto voy a cobrar?.

Según el último estudio de Tecnoempleo, el sueldo de un desarrollador está entre 30.000 y 40.000 € brutos al año.

Y según vas adquiriendo más experiencia y accediendo a puestos más especialistas, el sueldo puede aumentar considerablemente.

Por ejemplo un DevOps tiene un sueldo medio entre 35.000 y 50.000 € brutos anuales y un CTO puede llegar a las 120.000.

Prácticamente sin desempleo

A pesar de que en España tenemos una de las tasas de paro más altas de Europa, y en algunos países de Latinoamérica también hay problemas con el empleo, el sector tecnológico parece que vive en un mundo a parte: las tasas de desempleo son bajísimas.

¿Por qué ocurre esto?.

La transformación digital

Ya antes de la pandemia había un esfuerzo de muchas empresas más tradicionales por digitalizarse y alcanzar a sus clientes online.

Tras la pandemia la transformación digital se ha acelerado y la demanda de profesionales del sector es aún mayor.

Hay muchas empresas queriendo lanzar su producto online o simplemente empezar a aprovecharse de la tecnología para optimizar sus procesos y ser más eficientes.

Trabajo en remoto

A lo anterior, se suma la enorme facilidad para desempeñar el trabajo en remoto, lo que facilita que tanto empresa como trabajadores tengas más opciones de seguir produciendo incluso en crisis.

Sólo necesitas una buena conexión a Internet y un ordenador potente que te permita trabajar con agilidad, para abrir tus fronteras al mundo entero.

Con el trabajo remoto, puedes trabajar para empresas que estén localizadas lejos de donde vives, por lo que las opciones para los profesionales tecnológicos se disparan.

El freelance como alternativa

O como complemento, por qué no.

Es relativamente sencillo ofrecer tus servicios de manera independiente a través de Internet.

  • Puedes ser freelance y trabajar para una empresa por cuenta ajena,
  • hacer trabajos esporádicos que complemente tu sueldo,
  • o el freelance puede ser tu medio de vida y dedicarte full time a ello.

Especialidades en aumento

Hay un amplio espectro de perfiles profesionales dentro del sector.

Puedes ser un programador web o puedes especializarte en una de las muchas vertientes que tiene:

  • Big data
  • DevOps
  • Especialista cloud
  • Arquitecto de software
  • Analista de ciberseguridad
  • SEO técnico
  • Desarrollador Backend
  • Frontend developer
  • Especialista en iOS
  • Especialista en Android
  • Data scientist
  • Desarrollador de videojuegos
  • etc.

Como ves, la lista es enorme y podríamos seguir añadiendo perfiles.

Qué necesitas para convertirte en desarrollador web

Aprender y ganar experiencia, no hay más.

Aunque hay algunas ofertas de empleo que exigen un título universitario para acceder al puesto, lo cierto es que la mayoría de empleadores están más preocupados por encontrar profesionales que tengan la experiencia suficiente para hacer el trabajo, más allá de los títulos académicos.

Por tanto, no es 100% necesaria una carrera universitaria oficial en informática para ser desarrollador, de hecho yo conozco a muchos profesionales a los que les va muy bien que no son ingenieros informáticos.

Muchas veces vienen de otras titulaciones o FP’s, y han aprendido en academias, masters y formación por su cuenta hasta llegar a donde están.

Assembler School

Assembler es una escuela de programación superior cuyo método de enseñanza está basado en la realización de proyectos 100% reales, para aprender habilidades que cubran las necesidades del mundo laboral y no simplemente teórico. 

Su profesorado está formado por profesionales en activo, muchos de ellos CTO’s en sus empresas, y también ponen especial atención a desarrollar softskills que te permitan progresar en tu carrera profesional.

Tienen un master en programación, en modalidad tanto presencial como online, de 7 meses de duración que acelerará tu proceso de conversión en profesional tecnológico.

Y si estás pensando en cuánto puede costar, te diré que financian las formaciones: pagas hasta el 90% del coste del programa solo cuando encuentras trabajo.

Portfolio de proyectos

A parte de conocimientos teóricos y prácticos, es necesario demostrar lo que sabes.

Aunque te reitero que no necesitas un título universitario para trabajar como desarrollador web, sí vas a necesitar demostrar que sabes lo que dice en tu CV.

Si estás empezando y no tienes experiencia, no te agobies, puedes crear tus propios proyectos y usarlos como experiencia dentro de tu currículum. Eso sí, proyectos que merezca la pena enseñar, o en típico blog de WordPress sino algo programado por ti de lo que estés orgulloso o orgullosa.

Soft skills

Como mencionaba en la parte de formación, no sólo hacen falta conocimientos de programación, sino también desarrollar ciertas habilidades más generales que te van a ayudar a desenvolverte dentro de una empresa, en las relaciones con tus compañeros, en la gestión de proyectos y hablar inglés.

Conclusiones

Respondiendo a la pregunta inicial, sí, rotundamente sí merece la pena aprender a programar a día de hoy.

Es un sector en crecimiento, donde salen especialidades nuevas cada día y las condiciones laborales suelen ser bastante buenas. Tienes la flexibilidad del trabajo remoto disponible y las opciones de trabajar para empresas de otros países.

Si te gusta aprender constantemente, esta profesión te dará las opciones de realizarte profesionalmente.

Deja una respuesta