comparte el articulo 

4 consejos para manejar de contratos como freelancer

Actualizado el 28/05/2013 < > 0 Comentarios

Resumen: Exponemos algunos consejos que te ayudarán a manejar de mejor manera los contratos que establezcas al trabajar de manera independiente.

En el mundo del trabajador independiente, un contrato legal con el cliente, representa una de las mejores herramientas para poder desempeñar de manera adecuada las actividades. Si bien no ayuda directamente a que el trabajo de diseño o desarrollo se elabore más rápido o de mejor manera, nos permite establecer los estatutos necesarios para que el trabajador tenga la seguridad de que lo que fue estipulado en él se debe de cumplir, por lo que su trabajo será recompensado y él no se verá forzado a escatimar en sus labores.

Un contrato protege tus intereses de distintas formas, te asegura que recibirás una compesanción adecuada, a tiempo y si existen cambios en los requerimientos una vez iniciado el proyecto, se deben hacer modificaciones, donde se especificarán los nuevos estimados.

A continuación, daremos algunos consejos que debes de mantener en mente al momento de elaborar los contratos que fijaran tus servicios y el tipo de relación que establecerás con los clientes. Si bien en este artículo nos enfocaremos a los trabajores freelance enfocados al diseño web, cualquier trabajador o profesional que labore de manera independiente puede tomarlos en cuenta, puesto que son consejos que también se pueden adaptar a otras situaciones.

Mantén un contrato por escrito

Por más confianza que se le tenga a la persona que actuará como cliente, siempre debemos de mantener un contrato por escrito, ya que esto será lo único que oficialmente respalde todo lo que fue acordado. Si simplemente llegamos a acuerdos verbales, en caso de que exista un problema legal, esos acuerdos no nos servirán de nada. Inclusive el uso de emails no se puede considerar un respaldo legal.

Siempre se debe de contar con un contrato por escrito, el cual resuma en sus párrafos, el trabajo que tú como diseñador vas a realizar, las condiciones sobre las cuales se establecio el negocio entre tú y el cliente, y algunos otros detalles legales que podrían servir en caso de algún conflicto. Sabemos que esto puede llegar a sonar algo aburrido en principio, pero terminará por ahorrarte un montón de problemas.

Un contrato escrito con firmas de acuerdo proporcionadas por ambas partes, es el mejor documento legal con el que se puede contar. Si bien en la actualidad, los medios y las comunicaciones han facilitado la elaboración de contratos con clientes a largas distancias, para algunas instituciones en ciertos países los contratos elaborados con firmas electrónicas no represetan el mismo nivel legal que un contrato físico, escrito y firmado en persona.

En caso de no saber cómo empezar a realizar un contrato, puedes buscar ejemplos en Internet o incluso descargar alguna plantilla que te permita darte una idea de lo básico que debe contener tu contrato. De ser necesario, puedes acudir a alguna sociedad o asociación que brinde servicios legales y asesoramiento en este campo, y si dispones de un dinero extra, puedes consultar a un abogado exclusivamente para esto.

No cedas los derechos de tu trabajo antes de tiempo

Uno de los errores más comunes que surgen al realizar contratos, es no establecer un texto que indique que todo lo elaborado por el diseñador o desarrollador será cedido al cliente una vez que el primero haya recibido su paga de manera completa.

Para asegurarnos de que nuestro contrato abarque este tema y prevenga situaciones díficiles de derechos, debemos incluir una frase donde se especifique que únicamente tras la finalización de los servicios y una vez que se haya recibido el pago de manera completa, se cederán los derechos de la aplicación o el diseño al cliente que lo pidió. Estos derechos de propiedad intelectual incluyen el uso del producto, la capacidad de realizar modificaciones y reproducirlo, la entrega de los diseños y bocetos realizados, el sistema o software desarrollado, entre otras cosas.

Elabora un buen enunciado de trabajo

Cuando trabajamos un contrato pre-hecho o con una plantilla, no se recomienda modificar en gran medida las cláusulas que en ellos ya vienen definidas, sin embargo existe una sección de especial importancia, la cual debe de ser modificada totalmente de ser necesario, todo con el fin de que se adapte a lo que realmente deseamos obtener, esta sección lleva por nombre “Enunciado de trabajo”.

El enunciado de trabajo, es una parte del contrato donde se define tajantemente el acuerdo entre el cliente y el proveedor del servicio. En él se puede definir que alcance tendrá el proyecto a realizar, es decir hasta donde abarcará el producto una vez terminado, es aquí donde podemos especificar si se brindará alguna clase de servicio de consultoría posterior a la entrega, y los parámetros para determinar si la ejecución del proyecto fue o no exitosa.

Debemos establecer cierto puntos claves para solidificar este enunciado, en él debemos explica el contexto del proyecto, los objetivos, las fechas tentativas de entrega, el plazo total y el costo estimado. De esa manera el cliente no tendrá oportunidad de expander el alcance del proyecto. Al no establecer un buen enunciado de trabajo, el cliente puede considerar la solicitud de cotización como algo oficial.

Haz que tu contrato luzca profesional

Siempre busca utilizar un contrato presentable, con buena redacción y formato, que denote tu profesionalismo, relajado si es necesario pero que al mismo tiempo que de a entender que la formalidad es necesaria al tratarse de temas legales. Mientras tu contrato tenga todos los elementos esenciales, eres libre de realizarle mejoras o rediseñarlo de la manera que desees.

Al final del día, un contrato que elabores también representará tu marca, por lo mismo puedes tomarte un tiempo adicional para buscar el diseño que más se acomode a lo que buscas. Si manejamos un contrato que luzca bien y al mismo tiempo sea profesional, contribuiremos a incrementar la confianza en el cliente y esto aumentará las posibilidades de que nos elija para trabajar en su proyecto.

Para lograr una buena presentación, se pueden seguir una serie de recomendaciones, evitar utilizar textos subrayados, no hagas demasiado uso de texto en cursivas, omite las palabras completamente en mayúsculas, no utilices fuentes de distintos colores o tipos, usa márgenes amplios, y en caso de ser un contrato muy amplio utiliza números en las páginas.

Publicado el 28/05/2013, última actualización 28/05/2013.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño de paginas web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras