comparte el articulo 

La importancia de validar los códigos HTML y CSS

Actualizado el 10/04/2012 < > 2 Cometarios

Resumen: Importancia de generar códigos HTML, XHTML y CSS válidos en el desarrollo de páginas web.

Desde hace tiempo está instalado el debate acerca de la importancia de que los códigos de las páginas web sean válidos o no respecto de los estándares de la W3C. Si pensamos en una página web como un elemento que debemos posicionar en los buscadores para obtener una buena rentabilidad o difundir nuestros contenidos a la mayor cantidad de personas, seguramente llegaremos a la conclusión de que la validación de los códigos carece de relevancia, ya que los buscadores no tienen en cuenta este aspecto, tal como lo aseguran los propios directivos de los mismos.

W3C

Pero detrás de la validación se encuentran otros aspectos que se deben tener en cuenta. Uno de los más sutiles, es que los desarrolladores y diseñadores formamos una comunidad, la que para su comunicación emplea determinados lenguajes. Si en una comunidad humana las personas que la integran emplearan el lenguaje en forma antojadiza, seguramente la comunicación entre ellos se volvería imposible al tiempo.

Navegadores

Lo mismo sucede con la web. Los navegadores interpretan el código que contienen las páginas web para que los ordenadores entreguen las imágenes correspondientes a los usuarios. Esto se logra gracias a que los diseñadores y los desarrolladores emplean los mismos lenguajes, basados en un estándar creado, revisado y validado por la W3C.

Basta para entender esto con saber que se utilizan diferentes doctype para declarar el lenguaje empleado, de forma que los navegadores sepan cómo interpretarlo y que una declaración incorrecta puede hacer que la página se vea de forma diferente.

Todos los diseñadores conocen los problemas que se generan gracias a la incorrecta implementación de los lenguajes por algunos navegadores (Internet Explorer), y esto es solo porque se manejan en forma diferente algunos conceptos menores. Si cada navegador tuviera una forma de interpretar los códigos, habría que pensar en diseñar páginas específicas para cada uno de ellos, para que todos los usuarios pudieran acceder a los contenidos.

Esto quiere decir que los desarrolladores y los diseñadores somos los responsables de sostener un lenguaje común que permita a todos los usuarios acceder a todos lo que se publica en la web, por lo que la correcta utilización de los estándares se vuelve casi un asunto social.

Google y Facebook no validan. ¿Por qué mi página debe hacerlo?

Muchas de las páginas más importantes de la web no pasan la validación porque no interesa para lo que fueron creadas. Las grandes compañías pueden darse el lujo de hacer lo que quieren con lo que quieren. El ejemplo más claro lo ha dado la propia Microsoft, que durante años tuvo sometidos a todos los diseñadores al doble trabajo de primero diseñar para los estándares y luego para sus navegadores.

Códigos no válidos

Sin embargo, debemos reconocer que lo que está mal es malo independientemente de quien lo haga. Si el no cumplimiento con los estándares no es bueno, simplemente debemos cumplirlos porque está bien hacerlo. Un diseñador que cumple con los estándares, hace mejor las cosas que las grandes empresas que muestran estos errores en sus páginas web.

¿Y por qué no hacen que sus páginas sean válidas? Este es un gran misterio. Si le hacen la validación a estas web, encontrarán que muchos de los errores que aparecen son producto de faltas de prolijidad o desatenciones. Muchos de estos errores los soluciona fácilmente una persona con conocimientos básicos de HTML.

Validación

Pero si nos parece mal que estas páginas no sean válidas por este tipo de errores, mal haríamos nosotros si generáramos códigos y no nos tomáramos la molestia de pasar por el validador y verificar que todo esté en condiciones. Desde el momento en que se establece el Doctype en una página, se supone que el diseñador acepta y respeta los estándares que lo rigen.

¿Qué problemas generan los códigos no válidos?

Compatibilidad con navegadores

El hecho de que un código no valide, deja abierta la posibilidad de que la página no se vea en forma correcta en algunos navegadores. Por ejemplo, si utilizamos algunas propiedades de CSS3, el código generado no será válido, pero además, es altamente probable que no sean visibles por algunos navegadores.

Otro ejemplo es la necesidad de utilizar diferentes prefijos para algunas propiedades de CSS3 para cada tipo de navegador, lo que obliga a colocar varias líneas de código para conseguir un mismo efecto.

Visualización correcta

Escribiendo códigos válidos nos aseguramos que la página que estamos creando será visible en forma correcta en la mayoría de los navegadores. Hoy en día, la tendencia es a hacer que los navegadores tomen en cuenta las recomendaciones de la W3C, como es el caso de Internet Explorer, que en su versión 8 presenta una casi completa compatibilidad con los estándares, algo totalmente diferente a lo que sucedía con las versiones anteriores.

Facilidad de mantenimiento

Un código válido es mucho más simple de mantener que uno que no lo es. El desarrollo de códigos limpios y válidos simplifica en forma notoria la tarea de realizar modificaciones posteriores, tanto por parte del diseñador como de otra persona. Si durante el desarrollo del código se estila dejar comentarios para orientar a aquellos que necesitan interpretarlo para su mantenimiento, mejor aún es hacer un código prolijo, fácil de entender y que respeta los estándares.

Menor cantidad de “hacks” y condicionales

Para que los diseños sean visibles por todos, muchas veces los diseñadores deben recurrir a sentencias condicionales o a “hacks” (el término define códigos que son adaptadas a un navegador específico para mostrar un elemento de la forma en que otros navegadores lo hacen).

El hecho de que todos los navegadores actuales estén convergiendo hacia los estándares de la W3C, hace que este tipo de recursos en algún momento pasen a ser obsoletos, lo que representará un ahorro enorme para los diseñadores de páginas web.

Las razones subjetivas para validar

También existen otros tipos de razones para crear códigos HTML y CSS que sean completamente válidos. Por ejemplo, el simple hecho de saber que las cosas se hacen bien, más allá de su funcionalidad. Si se pueden obtener los mismos resultados con códigos válidos que con códigos no válidos, no existe la necesidad de utilizar elementos que no pasen la validación, y en todo caso, hacer las correcciones necesarias solo puede hacernos perder unos minutos.

Otro argumento en este sentido, es que un código válido da la impresión de estar desarrollado con profesionalismo y prolijidad, lo que habla muy bien de quien lo ha realizado. Teniendo en cuenta esto, la generación de códigos válidos en las web que desarrollemos, puede servir de carta de presentación de nuestro trabajo.

Publicado el 15/10/2010, última actualización 10/04/2012.

Licencia: Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Andrés Fernández

URL: LaWebera.es :: Diseño Web

Añadir Comentario (Subir al texto)

2 Cometarios

  1. Asyou

    Totalmente de acuerdo. Si todos, compañías y profesionales, usasen los estándares, los tiempos de desarrollo también serían menores.

    Viernes, 15 de octubre 2010

  2. Fernando Soulodre T.

    No sé como es que Google no toma en cuenta esto para indexar. ¿Será que sí lo toma y no nos informa?

    Jueves, 21 de junio 2012

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras