comparte el articulo 

Como hacer un boletín electrónico o newsletter

Actualizado el 05/05/2010 < > 0 Comentarios

Resumen: Los boletines electrónicos o newsletters son un medio efectivo para las campañas de márketing. Para que sean efectivos, hay que tener en cuenta algunos factores.

Una de las estrategias de marketing web mas empleada es la distribución de boletines electrónicos o newsletters a una lista de distribución. Los boletines electrónicos suelen tener un bajo índice de lectura, que en el mejor de los casos puede ser del 50%, aunque lo más frecuente es que ronden en el entorno del 20%.

Esto se debe en parte a que a través de este efectivo medio se han cometido muchos abusos, por lo que muchas veces los usuarios simplemente los desechan sin siquiera abrirlos. Para que el porcentaje de lectura sea más alto y por consiguiente, mejore todo el programa de marketing de la página web, es necesario que se sigan una serie de recomendaciones, que abarcan varios aspectos de este tema.

Como estructurar la información de un boletín

Un boletín, para que alcance su objetivo, debe contar con algunas características esenciales que atraigan la atención del lector en forma rápida, ya que otra característica de los boletines informativos o publicitarios es que el tiempo que emplean los lectores para determinar si les interesa el contenido o no es muy bajo.

Para ello, una buena idea es colocar el contenido más atractivo en los sitios más visibles del boletín. Esto, al igual que en el diseño de una página web, es en la parte superior, y en el caso de que el ancho del boletín lo permita, sobre la izquierda.

La brevedad del contenido textual es esencial, por lo que debe buscarse en todo momento que el lector se sienta atraído con unas pocas líneas de texto. Esto, que en una primera instancia parece sencillo, es una de las tareas más difíciles y más delicadas. Una buena idea es ver algún manual sobre mensajes publicitarios.

La estructura de un boletín electrónico no debe contar con más de dos o tres secciones, en primer lugar porque seguramente los lectores del boletín no sigan más allá de los dos o tres primeros contenidos del mismo, y luego porque se debe tener en cuenta el tamaño del correo electrónico, el que para evitar que el posible lector tenga inconvenientes para descargarlo y abrirlo, es conveniente que se trate de un archivo más bien pequeño y con un contenido de buena calidad y bien dirigido.

El contenido debe estar basado en no más de tres o cuatro temas diferentes a lo sumo. Siempre es conveniente que se cuente con un tema central más destacado y el resto como complemento. El tema central debe resultar particularmente atractivo para los lectores, haciendo que luego de la lectura del mismo el usuario sienta deseos de obtener más información al respecto y visite la página o se sienta atraído por un producto y desee adquirirlo.

Los títulos en este tipo de información reducida adquiere especial importancia. Los mismos deben resultar muy atractivos para que, tras la lectura de los mismos, se desee continuar con el resto del contenido.

El diseño gráfico del boletín

Cuando intentamos atraer la atención visual de alguien, uno de los métodos que más empleamos es la utilización del color. Al igual que en el diseño de la página web, el color es empleado con la finalidad de atraer la atención de los usuarios y conseguir un efecto visual agradable. Debe tenerse en cuenta que es conveniente que el empleo del mismo debe seguir ciertas pautas institucionales.

Diseño de newsletter o boletín

Si tenemos una web con una paleta de colores determinada, es conveniente que la misma paleta de colores sea empleada en el diseño del boletín que enviamos a los usuarios de la misma, de forma que los mismos relacionen fácilmente al boletín con la página. También es importante observar que en muchas oportunidades, el color es mal empleado y se consigue resaltar y destacar algunas secciones que no son de principal interés. La utilización de colores en fondos y fuentes, debe hacerse haciendo especial hincapié en el contraste para facilitar la lectura del contenido textual.

Atendiendo a este último punto, es fácil de observar que la combinación de colores que provoca una mayor facilidad para la lectura son el fondo blanco o de tonos muy pálidos, con textos en negro o colores muy oscuros. Bajo ningún concepto es deseable que el boletín cuente con más de dos o tres colores, excepto en casos especiales que la temática así lo requiera.

La utilización de imágenes, si bien no es una práctica desaconesjada, debe hacerse con cuidado, ya que las mismas son los elementos que más afecta el tamaño de los archivos. Imágenes entre medianas y pequeñas consiguen ilustrar el contenido, balancear el diseño y hacerlo más agradable.

Diseño de boletín o newsletterdiseño gráfico puede ser un error, sobre todo si se abusa de ello, ya que provocan un aumento considerable del tamaño del archivo en forma innecesaria. Las imágenes ilustrativas, no deberían ser más de dos o tres, optimizadas en forma adecuada. Tampoco es conveniente la utilización de enlaces en las imágenes, ya que los filtros anti-spam suelen utilizar esto como indicio de la presencia de spam, y de ninguna manera es conveniente que nuestro newsletter vaya a parar a los ficheros destinados a ello.

Utilización de fuentes

Además de ser necesario un buen contraste entre el fondo y el texto, éste tiene que tener un tamaño adecuado. Otro elemento que simplifica en grado extremo la lectura de los contenidos es el empleo de fuentes adecuadas, evitando las dificultades de lectura.

Utilizar más de tres tipos de fuentes diferentes, puede hacer que el aspecto visual del diseño se vea afectado en forma negativa, por lo que es aconsejable que se empleen no más de tres fuentes diferentes. Téngase en cuenta que los contenidos van a estar contenidos en páginas más reducidas que una página web normal, por lo que una gran cantidad de variantes de un mismo elemento puede hacer que todo el diseño se vea mal.

Las fuentes más adecuadas para los bloques de texto son las fuentes del tipo sans-serif, mientras que en los títulos pueden emplearse los tipos serif o sans-serif indistintamente. Téngase en cuenta que, al igual que en el desarrollo de una página web, conviene emplear aquellas fuentes más estándares, de forma que cualquier navegador en cualquier sistema operativo cuente con ellas.

Bordes, líneas y separadores

Si el diseño requiere que se empleen cualquiera de los elementos mencionados, debería tenerse especial cuidado en que los mismos no resulten una atracción para la vista del lector, por lo que conviene que sean finos y de colores muy atenuados.

Tampoco resulta muy atractivo ver un diseño lleno de cuadros, por lo que el empleo de los bordes debe ser cuidadoso y respetando las líneas generales del diseño.

Publicado el 05/05/2010, última actualización 05/05/2010.

Licencia: Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Andrés Fernández

URL: LaWebera.es :: Diseño Web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras