Diseño de Paginas Web

Cómo transmitir tu marca personal en el diseño de tu página web

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Cualquier profesional que se lance a Internet debería saber de la importancia de tener una marca personal. Hay muchas más personas dedicándose a lo mismo que tú, de ahí que haya que destacar entre la multitud más que nunca.

Hoy en día cualquier profesional que se lance a Internet debería saber de la importancia de tener una marca personal.

El mundo es muy grande y seguro que hay muchas más personas dedicándose a lo mismo que tú, de ahí que haya que destacar entre la multitud más que nunca.

Pero para los más rezagados, vamos a hacer un breve repaso inicial…

¿Qué es una marca personal exactamente?

Una marca personal es la huella que dejas en los demás. Como cualquier otra marca, debe ser elaborada a conciencia, transmitida y preservada para diferenciarse del resto de marcas.

Tu marca personal se convertirá en tu esencia, en el recuerdo que dejarás en la memoria de tus clientes potenciales y será la responsable de que, cuando alguien escuche algo relacionado con tu temática profesional, piense automáticamente en ti.

Contar con una marca personal de éxito requiere de estrategia, constancia y coherencia.

¡El mundo de internet es muy cambiante y constantemente aparecen nuevos profesionales!

Requisitos básicos de una marca personal

Tu marca personal debe transmitir tu por qué. Todos tenemos una intención en nuestro camino profesional, un anhelo profundo de estar ofreciendo lo que ofrecemos y no otra cosa.

Se suele decir que para crear una marca personal de éxito hay que hacer un trabajo de desarrollo personal intenso y la verdad, es que lo comparto al 100%.

No sólo hay que hacerse buenas fotos, contar con un logotipo bonito y llamativo o plasmar un buen copy en tu página web. Hay que ir más allá y entender el propósito final de lo que hacemos.

Además, debe ser un reflejo claro y sin distorsión de tu área de expertise.

Muestra lo que haces sin miedo a nada, expón tus trabajos anteriores o permite que otros vean lo que opinan tus clientes.

Una marca personal debería también ser, como su nombre indica, personal.

A veces caemos en la tentación de “empresarizarlo” todo y construimos una gran fachada de formalismos y rigidez.

¿Y entonces qué ocurre? Que se vuelve frío, lejano e inalcanzable.

Hazlo personal, cuenta tu historia a sabiendas de que quien te va a leer pueda empatizar y sentirse identificado contigo y sobre todo, humanízate.

Y por último, ten claro el valor que aportas y de esta forma, podrás proyectarlo en todo lo que hagas.

Descubre en qué realmente eres muy bueno, no sólo a qué te dedicas, sino todas aquellas habilidades o fortalezas que suman a esto y pueden hacer que multipliques tu valor.

4 ejemplos de páginas web de marca personal

Todos ellos dejan claro a qué se dedican, muestran sin tapujo lo mejor de sí mismos, los principios que rigen su trabajo y transmiten una imagen acorde a eso que quieren proyectar.

Repasemos estos 4 ejemplos de páginas web de marca personal que he preparado para ti.

Marie Forleo

Este primer ejemplo es de la emprendedora Marie Forleo, coach de vida, motivadora, experta en oratoria e impulsora de talentos.

Empezó desde abajo, pero con las cosas muy claras. A través de diferentes canales de difusión, como su web, su canal de Youtube (que cuenta con más de 500K suscriptores) y sus redes sociales, transmite con coherencia lo que hace y cómo lo hace.

Su contenido en las redes sociales muestra lo suficiente, para hacer que si piensas en desarrollo personal y éxito, recuerdes su página web. En colores, tipografías, estética y mensaje se trata de una auténtica líder de marca personal.

Raimon Samsó

Ejemplo web de marca personal Raimon Samsó

Raimon es un experto en lo que a abundancia se refiere. En el mercado hispano se ha ido abriendo camino gracias a sus libros sobre esta temática y hoy por hoy se considera un referente.

Su marca personal, siempre en equilibrio entre lo profesional y lo humano, expresa a la perfección su capacidad para crear balance.

En su página web se puede observar a la perfección su trabajo, sus resultados y sus puntos fuertes como autor, conferenciante y mentor de emprendedores.

Patry Jordan

Esta joven emprendedora arrancó hace años en Youtube y su blog para compartir sus conocimientos sobre maquillaje, peinados y moda y ahora se ha convertido en una celebrity del life style.

La estética de su web y publicaciones en redes sociales está a la altura de las famosas de Hollywood y ha conseguido acercarse a su audiencia sin perder en ningún momento su frescura y naturalidad.

Si te pasas a ver lo que hace, verás que ya cuenta con sus propios productos y no sólo eso, sino que podríamos decir, que además recibe buenas cuantías por su influencia social tan bien consolidada.

Tony Robbins

Si te interesa el mundo del crecimiento personal y piensas en dinámicas de alto impacto, te viene a la mente Tony. Es el lord de lores como coach transformacional y toda su infraestructura online lo demuestra con creces.

Con orgullo plasma sus resultados en su página web y transmite esa seguridad que lo caracteriza en textos, imágenes y colores.

Es un profesional en esto de la marca personal, su voz puedes diferenciarla a kilómetros de distancia de otras y su experiencia trabajando por ayudar a celebridades lo convierte en un valor inmensurable como coach personal.

9 consejos para que tu página web transmita tu marca personal

Y ahora que ya tenemos una idea de qué es una marca personal y cómo una página web puede ayudarnos a reforzarla, vayamos al lío.

¿Qué podemos hacer para que nuestra web se convierta en nuestra tarjeta de presentación?

Pon tu nombre en tu dominio

La dirección de tu dominio es clave para que las personas que conozcas en el “mundo offline” puedan encontrarte fácilmente.

Los ejemplos que hemos visto anteriormente llevan el nombre del profesional en la dirección web:

  • www.marieforleo.com
  • www.raimonsamso.com
  • www.patryjordan.com
  • www.tonyrobbins.com

Planifica el diseño a conciencia

Estudia en profundidad tus diseños y antes de comenzar a crear tu página web, dispón de un pequeño material para orientarlo todo en la misma dirección.

Por ejemplo, selecciona 2 o 3 colores que vayas a utilizar en toda la línea de tus publicaciones y en tu presencia online.

Conocer la psicología del color, te ayudará a poder proyectar justo la imagen que quieres. Infórmate sobre esto con libros o a través de búsquedas en internet.

Haz lo mismo con las tipografías. Si investigas, verás que existen diferentes tipografías, algunas de ellas transmiten seriedad, otras modernidad e innovación, unas son robustas y firmes, otras flexibles y fluidas.

Las fotografías que pongas de ti mismo también deberán ir acordes a esto. Si quieres transmitir cercanía por ejemplo, no te olvides de una buena sonrisa o si quisieras dar a entender que eres una persona clara ni se te ocurra ocultar tus manos o tu cara.

Elige un buen sitio

Hoy día existe infinidad de herramientas para crear una página web, tendrás que elegir la tuya. Debes tener en cuenta que sea fiable, estable y que cumpla con los estándares de hoy en día.

Es decir, que la web cargue rápido, que tenga un diseño responsive (adaptado a dispositivos móviles) y que esté bien protegida para evitar caídas y sustos innecesarios.

Todo esto te llevará algún tiempo, pero créeme que es mejor hacerlo bien desde un inicio.

Cuida mucho los textos

Parece que no, pero al final la información visual no impactará si no va bien acompañada.

Para eso, están los textos. Si no te ves capaz, siempre puedes pedir orientación a un copywriter para que te ayude con esta labor.

A continuación te voy a poner dos ejemplos de un pequeño claim de inicio y me dices cuál crees que será más efectivo.

Primera opción:

de ser tu pasión, a tu profesión

Segunda opción:

¿Cuál de ellos te resulta más tentador? ¿Qué palabras te atraen? ¿Cuáles te resultan indiferentes? ¿Cuáles te emocionan?

Puedes ver el poder de influencia de las palabras en libros de neuromarketing, de persuasión o incluso, fijarte en los periódicos para ver cómo destacan los titulares utilizando ciertas palabras.

Crea un home completo e interactivo

Un home o página de inicio eficaz debería contar con una buena cabecera. ¿Qué tal si utilizas una buena fotografía tuya para presentarte?

No olvides crear un texto que lo acompañe que en pocas palabras, de una idea al visitante de lo que puedes hacer por él.

Para terminar de bordar ese encabezado en tu home, nada mejor que una llamada a la acción. Quizá tengas algún contenido que regalar a cambio de un correo electrónico. O puede que te interese directamente llevarles a una página de ventas de tu servicio o producto.

Según vayan haciendo scroll y bajando por tu página de inicio, deberán encontrarlo todo a mano: qué  haces, quién eres, qué les ofreces, qué pruebas hay de que tu trabajo es bueno…

Y sobre todo, piensa en el recorrido que te gustaría que hicieran. Si pudieras acompañarles en su navegación, ¿dónde te gustaría que hicieran clic? ¿Qué apartados de tu menú deberían visitar antes de contratarte?

Cuenta con un “about me” efectivo

Aquí es donde entra la parte de contar tu historia. Sé claro y conciso, sin dar muchos rodeos, pero cuenta tu historia.

En primera persona, así pueden vivenciar las emociones que quieres transmitir.

Plasma tus fotografías, cómo llegaste hasta ahí, qué obstáculos has superado y por supuesto, tu recorrido profesional. Sé humano, sé auténtico, sé tú.

Muestra, prueba y da garantía

Para esto, un apartado en tu página web con testimonios reales te reportará muchísima fiabilidad.

Consigue que tus clientes hablen de su experiencia trabajando contigo, enseña los resultados que han conseguido con tu ayuda y exhibe orgulloso lo que has hecho.

Habla de lo que sabes

Y para eso, nada mejor que un blog. Da igual si no eres un escritor experto, estoy segura de que puedes compartir con tus palabras todo lo que has aprendido.

Da consejos, enseña a hacer cosas que sabes hacer y haz que tus visitantes vean que sabes lo que te haces.

Así podrán hacerse una idea de todo lo que les ayudaría si te contratan tus servicios o compran alguno de tus productos.

Tener un blog no sólo te ayudará para reforzar tu marca personal, sino también para ayudarte en el posicionamiento de la misma.

Ya sabes que existe muchísima competencia, y hoy en día, la única forma en la que te podrán encontrar tus potenciales clientes será a través de tu contenido.

Crea contenido y podrá ser compartido. Crea contenido y podrás ser encontrado.

En este blog puedes encontrar muchos contenidos para ayudarte a lograr ambas cosas, no te olvides de pasar por sus apartados de posicionamiento y marketing.

Recomendaciones y conclusión final

Una vez te lances al mundo digital con tu marca personal, una cosa muy importante que debes conservar siempre es LA COHERENCIA.

Es decir, si eres un nutricionista y compartes contenidos sobre vida saludable, deporte y alimentación, hazte el favor de no publicar en tus stories de Instagram las fotos de tus fiestas en las que bebes o comes comida basura.

Esos típicos errores hacen que pierdas credibilidad y tu marca personal quede perjudicada.

Sé coherente con lo que quieres transmitir y obvio, se humano. Pero no te dejes llevar por modas pasajeras o necesidad de llamar la atención.

Al final, todos podemos cometer errores o excesos ocasionalmente, pero cuando muestras tu marca personal, debes sacar a relucir tus puntos fuertes y no tus flaquezas, por muy humano que quieras mostrarte.

Una respuesta

  1. Saludos Lorena, es un excelente articulo, sobre todo lo de humanizar y conservar la coherencia, es un factor que muchos dejan de lado al crear su marca.

Deja una respuesta