comparte el articulo 

Redacción de textos para páginas web

Actualizado el 02/04/2010 < > 2 Cometarios

Resumen: Los textos son el contenido más relevante de una página web. Éstos deben ser dispuestos y producidos en forma correcta para que resulten atractivos a los visitantes.

El contenido más importante de todas las páginas web se encuentra en los textos, aún en aquellos casos en los que las imágenes ocupan un porcentaje mucho mayor respecto del espacio de la página. Esto hace que el diseñador web deba poner especial atención en cómo dispone de los textos.

La web es una herramienta que tiene características especiales. Llevados por un razonamiento simplista, podríamos suponer que la disposición de los textos en el diseño de una página web, podría ser similar que la que tienen los libros o las revistas. Sin embargo, la lectura en los medios impresos es diferente a la de un monitor.

Estudios científicos indican que el cansancio que se experimenta en la lectura de textos en un ordenador es mucho mayor que en los medios impresos, y que la velocidad de lectura es más rápida en los últimos.

Además, debido a las expectativas que se tienen sobre uno y otro medio (un usuario de internet espera que todo sea instantáneo), el tiempo de atención de los usuarios de estos dos medios es diferente, siendo mucho más corta en los usuarios de páginas web.

Estas características tan especiales de las páginas web, hace que la producción, disposición y la forma en que se presentan los textos, deba ser especialmente cuidada, ya que descuidar este aspecto podría provocar una pérdida de usuarios.

Redacción de textos para la web

Lo más importante al redactar de textos para páginas web, es que se debe emplear aproximadamente la mitad de las palabras que se emplean en los medios impresos para desarrollar un tema, teniendo en cuenta lo ya dicho sobre el tiempo de atención de los usuarios de internet.

Cada párrafo, debe contener tan solo una idea. Esto agiliza notablemente la lectura y simplifica la comprensión del texto en general. Así como disminuye el tiempo de atención, la calidad de la misma es sensiblemente menor en los medios electrónicos.

Cada tema o subtema, debe estar separado del resto mediante la aplicación de subtítulos claros y que contengan información de utilidad sobre el contenido que los lectores encontrarán en los párrafos siguientes. Esto permite una esquematización de los textos que simplifica la comprensión y dan una mayor velocidad a la lectura, además de aumentar la atención del lector.

Cantidad y calidad de los textos en la web

La extensión de los textos en una página web puede ser variable. Depende, como es de suponerse, del tema que trata la misma. La cantidad de texto que es necesario emplear en una página destinada a juegos es totalmente diferente a la que necesita una web sobre literatura. En este tipo de evaluaciones, debe intervenir necesariamente el sentido común.

En una página en la que se desarrolla un tema (como esta) en la cual el texto es el elemento fundamental, la extensión de los textos será considerable y probablemente sea lo que buscan los usuarios. Sin embargo, en la página de presentación del sitio, en la presentación de un tema, una página de ofertas o una de descripción de productos, lo más indicado es colocar textos cortos y específicos, con frases llamativas que atraigan la atención de los usuarios.

En los casos en que la extensión de los textos que se deben emplear supere las dos páginas, lo conveniente no es extender indefinidamente la página hacia abajo, ya que el uso de las barras de scroll en forma permanente no resulta del agrado de los usuarios de internet. En este caso, cabría considerar la posibilidad de dividir el tema en dos o más páginas, empleando un buen sistema de navegación que permita a los usuarios navegar entre ellas con facilidad.

La calidad de la producción de textos debe ser óptima. Simplicidad en la elaboración de frases y oraciones, buena sintaxis, ortografía sin errores y estilo cuidado, pueden hacer que el lector llegue al final de los textos, mientras que de no cuidarse estos aspectos, posiblemente el porcentaje de lectores que finalicen la lectura sea muy bajo.

Disposición de los textos en una página web

Todo texto debe estar iniciado por un título perfectamente visible y claramente diferenciado del resto de los textos. Este encabezado del texto, debe resultar llamativo y lo suficientemente explícito como para que los usuarios tengan una idea acabada del tema tratado en los párrafos siguientes.

Tal como se dijo en el apartado anterior, es necesaria la disposición del texto en párrafos, separados por un interlineado visible, de forma tal que un texto no de la impresión de tratarse de un gran bloque que nunca termina.

Los párrafos no deben ser muy extensos, ya que los bloques de textos de muchas líneas, hace que muchos usuarios se pierdan al cambiar de línea, algo que resulta extremadamente frustrante y hace que se pierda la concentración y la atención.

Dentro de los párrafos, los conceptos más importantes y las palabras clave es conveniente que estén más visibles que el resto del texto, por lo que deben ser remarcados. La mejor forma de hacerlo es la utilización de negritas. La tipografía en itálica también es empleada para este fin, pero el aumento de la visibilidad es menor que cuando se emplean las negritas, por lo que es preferible emplear el primer método.

En cambio, el subrayado es totalmente desaconsejado, ya que provoca algunas dificultades en la lectura de las palabras; además, generalmente las palabras subrayadas suelen ser empleadas para los enlaces, lo que puede generar confusión en los usuarios.

El color en el texto

El empleo del color en los textos debe cumplir con algunas reglas básicas que deben ser seguidas en forma estricta, a los efectos de evitar que el público tenga dificultad para leer o para mantener la atención.

El texto en un solo color, suele ser monótono, lo que puede provocar que el usuario encuentre poco atractiva la propuesta. Por lo general, para hacer que el texto deje de ser algo monótono, basta con incluir colores diferentes a los títulos y subtítulos para que la apariencia general se muestre en forma atractiva.

En otros casos, el empleo de varios colores está dado por el tipo de página que se está haciendo. Una página destinada a los gráficos, la pintura o cualquier otro tema relacionado con el color, puede hacer necesario que los bloques de texto tengan colores diferentes. Esto también es empleado con frecuencia en páginas corporativas, ya que el texto puede llevar los colores que identifican a la compañía.

El empleo del color suele ser de relevancia también en el contraste del texto sobre el fondo sobre el cual se encuentra. Esto es particularmente importante en el caso de las páginas que tienen imágenes como fondo, ya que en esos casos, la lectura es aún más compleja que en las páginas que tienen un color sólido de fondo.

En todos los casos, los colores empleados en los textos deben ser compatibles con la gama de colores de la página, ya que los bloques de texto forman parte de la propuesta visual de la página. Los textos deben seguir los mismos principios de diseño que el resto de la página.

Buenas prácticas en los textos

  • Uso correcto de las mayúsculas, negritas e itálicas. En algunos casos, las palabras escritas totalmente con mayúsculas se emplea para remarcar un texto, lo que resulta efectivo. Sin embargo, un uso abusivo de este recurso puede hacer que el texto se vea monótono, ya que las mayúsculas son más uniformes que las letras minúsculas. Algo similar sucede con el empleo de las negritas (el uso abusivo hace que el texto adquiera demasiada relevancia en el diseño) y las itálicas (notoriamente más difíciles de leer que las letras normales).
  • No utilizar efectos en los textos. Los efectos de marquesina, el texto parpadeante o textos móviles logrados con algunos scripts, por lo general deben ser evitados, ya que tienen efectos contraproducentes.
  • Usar un máximo de tres fuentes diferentes y dos o tres colores para el texto.
  • Hacer que los enlaces se distingan muy bien del resto del texto.
  • Usar un espaciado apropiado entre líneas, párrafos, títulos y subtítulos, sangrías, etc.

Publicado el 02/04/2010, última actualización 02/04/2010.

Licencia: Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Andrés Fernández y Verónica Milán

URL: LaWebera.es :: Diseño Web

Añadir Comentario (Subir al texto)

2 Cometarios

  1. Manejo de fuentes con Adobe Dreamweaver

    […] páginas web, tanto desde el punto de vista estético como para la correcta visualización de los contenidos textuales, los más importantes en una página […]

    Lunes, 5 de abril 2010

  2. diseño web valencia

    Bueno,lo primero he de decir, que yo no soy de los que me leo un artículo tan largo como este, desde el monitor. Normalmente lo que hago es imprimir y leer en papel.
    Pero bueno, he de reconocer, que has logrado que lo lea entero, lo cual quiere decir, que me ha resultado muy interesante.
    Por otro lado, solo comentar, ya que hemos hablado de lo de imprimir en lugar de leer sobre el monitor, que cara a dar marca y hacer conocido nuestro sitio, es sumamente recomendable, hacer que al imprimirse alguien nuestro artículo, salga en algún lugar de la hoja u hojas, el nombre de nuestra web como mínimo.

    Algo tan normal como esto, muchísimos bloggers lo olvidan

    Martes, 27 de abril 2010

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras