comparte el articulo 

Consejos para elegir un tipo de letra (tipografía)

Actualizado el 10/04/2012 < > 0 Comentarios

Resumen: En este artículo estudiamos cómo elegir adecuadamente uno o varios tipos de letra para nuestro sitio.

El diseño de un sitio tiene sus bases en elementos que, si bien resultan sencillos de implementar, son fundamentales para darle una presentación adecuada a cada página que los usuarios visiten. Una buena combinación y manejo de patrón de colores, un fondo estético, un correcto uso de tipografía, pueden causar más efecto en un visitante de lo que creemos.

Entre estas sencillas funciones que tenemos que saber realizar y aplicar desde un inicio, se encuentra la elección de tipografías para cada sección y parte de nuestras páginas.

Por coloquialismo, en este artículo nos referiremos a la tipografía como letra.

El uso inadecuado de fuentes puede causar la molestia visual de usuario, por lo que tenemos que ser muy precavidos al momento de elegir, en esta ocasión trataremos de nombrar algunas de las formas y prácticas más convenientes para obtener una tipografía que se adecue a cada situación u objetivo.

Define tu objetivo en la web

Primero que nada debemos tener bien en claro cual es el objetivo de nuestra página, cual queremos que sea la reacción del usuario al momento de leer el contenido que exponemos. No hay que olvidarnos nunca del objetivo de nuestro sitio, ya que nos guiará en los momentos donde tengamos que tomar las decisiones más importantes de adecuación y creación.

Al final sea cual sea nuestro objetivo, en base a él tendremos que llegar a un balance de legibilidad y amenidad, buscar que nuestra fuente sea lo suficientemente clara como para poder leerse y que al momento de leerse entregue de manera adecuada el mensaje. En pocas palabras, debemos de buscar un tipo de letra que sea apropiado para la audiencia y el mensaje.

Establece jerarquías en el texto

Debemos asegurarnos de tener muy buen conocimiento sobre la jerarquía que tiene el contenido de nuestro sitio, es decir, saber identificar que texto tomará más relevancia que otro y escoger un tipo de letra en base a esto.

Después de un análisis de jerarquía tú puedes llegar a la conclusión de cuántos tipos de fuentes necesitas, puede que tu página maneje únicamente encabezados y texto de contenido, pero por otro lado pueden existir sitios donde se requieran cinco distintas fuentes para cubrir encabezados, subencabezados, enlaces en barras laterales y demás cosas.

Claro muchas veces podemos recurrir a utilizar variaciones del mismo tipo de letra, ya sea con negritas, cursivas o manejando mayúsculas y minúsculas, y con esto basta para cubrir lo necesario. Para ello debes hacer este estudio, así sabrás si realmente cuantos tipos de letras necesitas y después podrás pasar a elegir cuales son las más adecuadas para cada nivel jerárquico.

Considera el trabajo de otros

Tenga en mente que quizás muchos ya pasaron por la situación en que tu te encuentras en este momento, es muy probable que algún desarrollador o diseñador ya haya encontrado una manera adecuada de combinar las tipografías que tu quieres manejar, por lo que no es necesario complicarnos la existencia tratando de reinventar la rueda.

Todos quisiéramos ser siempre creativos y entregar algo que sea innovador, pero muchas veces por tratar de llegar a eso terminamos con un producto que altera los nervios de varios y que solo nos hará perder visitas. No descartes tu creatividad pues de ella dependes, pero tampoco descartes el uso de algo que ya este probado, existen razones por las que varias fuentes son utilizadas con tanta frecuencia.

Obtén una segunda opinión

El obtener una segunda e incluso una tercera opinión sobre nuestro producto nos ayudará y beneficiará en gran medida, ya que un ojo imparcial evaluará lo que hicimos y nos permitirá darnos cuenta de muchas cosas que estamos dejando pasar. Incluso las cosas más obvias pudieron haberse dejado pasar por alto, no te confíes pensando que tu producto es perfecto, un par de ojos extra es fundamental para encontrar discrepancias.

Investiga bien el origen de la letra

En muchas ocasiones al utilizar una fuente sobre un sitio temático podemos estar cometiendo errores de precisión cultural, histórica o geográfica, para evitar esto no hay nada mejor que estudiar el trasfondo de una fuente.

Puede parecer exagerado el hecho de que necesitemos estudiar de donde proviene o de que manera se utilizaba dicha fuente, pero en muchas ocasiones esto puede resultar crucial para la apreciación de un sitio. Imaginen tener un sitio de comida mexicana que utilice como base la tipografía “Lithos”, comúnmente utilizada para textos en griego, al momento de leer el contenido del sitio puedes imaginar que este es un restaurante dirigido por personas que realmente no son mexicanas, lo cual te hará conciente o inconcientemente pensar que la comida no es lo suficientemente buena.

Ahora imagina un libro sobre la antigua Grecia que tenga en su portada el título escrito con letra de tipo “Trajano”, comúnmente utilizada para representar textos romanos, en ese momento puedes imaginar que el autor no tiene idea de lo que esta hablando, entonces si no lo hacemos para los libros, ¿Por qué si hacerlo en los sitios web?

Evita lo trillado

Si bien es necesario que la fuente que manejemos tenga relación con el contenido que se muestra en la página, siempre debemos evitar caer en lo trillado, o peor aún en uso de fuentes viejas o poco estéticas solo porque tienen relación con lo que hablo. Se puede dar el caso de que tengas un restaurante de comida griega pero no por eso tienes que manejar siempre la tipografía “Lithos”, busca alternativas que respeten el contenido.

Si haces una invitación a una fiesta no tienes que usar “Comic Sans” siempre, es más por favor no la uses nunca, si haces un sitio de temática Egipcia no tienes que usar la fuente “Papiro” para dar a entender tu punto. Si haces esta clase de cosas puedes dar la impresión de que no tomaste muy en serio tu trabajo y que en menos de 5 minutos habías terminado con el sitio.

Utiliza combinaciones clásicas

Como ya dijimos antes, la innovación es genial pero no lo es todo, si deseas irte por algo seguro no te critiques, no todos llevamos un diseñador por dentro y a veces es mejor irte por lo clásico a terminar probando algo que nunca termine de agradar. La integridad de tu diseño y el mensaje a entregar es lo más importante, no dejes que esto se vea afectado por tratar de combinar patrones que no embonan entre sí.

Si bien existe una amplia gama de tipos de letra, no es malo enfocarnos en unos cuantos y tratar de sacar lo mejor de ellos, hasta los mejores diseñadores tienden a enamorarse con un tipo de letra, aclaramos esto no significa que siempre debas usar el mismo tipo, pero dar variedad a tu sitio utilizando un grupo limitado de fuentes te hará comprender mejor en que situaciones utilizarlas.

Publicado el 03/10/2011, última actualización 10/04/2012.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño Paginas Web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras