comparte el articulo 

Errores a evitar al diseñar una página de inicio

Actualizado el 12/09/2013 < > 0 Comentarios

Resumen: Enlistamos una serie de errores que se comenten comúnmente al diseñar una página de inicio

En la actualidad, los usuarios estan acostumbrados a obtener respuestas de forma rápida, precisa y eficiente, a encontrar lo que buscan con el menor esfuerzo posible y a resolver sus problemas con poco razonamiento. Es por esto que uno de sus mayores deseos al ingresar a un sitio web, es encontrar una página de inicio lo suficientemente bien elaborada como para permitirle encontrar lo que busca rápidamente.

Esto significa, que solo tienes unos cuanto segundos para convencer a un usuario de que tu sitio contiene lo que él esta buscando, y para lograrlo, debes empezar por evitar caer en los errores más comunes que se cometen al diseñar una página de inicio.

Si una portada tiene demasiada información y hace difícil el desplazamiento y navegación del usuario, el usuario no permanecerá por mucho tiempo en el sitio. Tu página de inicio es el punto de partida hacia el ascenso o descenso en la popularidad de tu sitio, por lo que su diseño debe recibir una especial atención, para de esa manera lograr un balance entre lo atractivo y lo intuitivo.

Sobercargar la página de información

El hecho de presentar muchísimos datos en una página no la hace mejor, pero ¿Qué hacer cuando se tiene que diseñar una página cuyo propósito es informar?.

Una página de inicio es comúnmente utilizada para atraer al espectador, promover ofertas y eventos, aclarar el árbol del sitio, permitir al usuario realizar búsquedas, mostrar o inducir a un área de registro, enlazar a secciones importantes, entre otras cosas. Esto hace que sea difícil determinar el espacio en el que irán todas esas cosas y se termine sobrecargando de información la página.

Cuando una empresa trata de poner todo en la página de inicio, el resultado es un poco entendimiento sobre cuál es el verdadero objetivo del sitio, y en vez de convencer al usuario sólo se termina confundiendo más.

Para evitar esto se puede optar por optimizar la información, piensa en alternativas de espacio como el uso de menús, no trates de abarcar tantos temas, manten un cierto flujo donde las cosas relacionadas vayan juntas y recuerda utilizar imágenes o colores especiales para las partes donde hables de tu principal servicio.

Exagerar en los estilos

Muchos diseñadores web, cometen el error de querer aplicar todas las técnicas nuevas que han aprendido recientemente, en sólo una página. Debido a este fenómeno, es muy común ver páginas de inicio que mezclan muchos elementos que no van acorde con lo que se trata de transmitir. En ellas se hace uso de sliders, presentaciones en flash, efectos de animación con javascript, textos con sombras, secciones tridimensionales y hasta algún canvas.

Es común que con todas las posibilidades que existen actualmente para diseñar un sitio, quieras hacer resaltar el tuyo utilizando las mejores herramientas, pero si mezclan las cosas sin orden y sólo por el simple hecho de querer utilizarlas, terminarás teniendo un sitio lleno de cosas inecesarias que harán que el usuario se abrume.

Siempre hay lugar para la originalidad, pero prolongar demasiado la estilización de un sitio sin tomar un rumbo adecuado, hará que los usuarios que lleguen a entrar, se vayan inmediatamente. Cuando un usuario entra a un sitio, espera ver las cosas de cierta manera, no tiene nada de malo ser inovador, pero si tratas de reinventar la rueda solo encontrarás problemas.

Olvidarte de tu objetivo

Cuando se tiene tanta información por mostrar, es fácil de olvidarte cuál es tu principal objetivo. Si tu sitio es una comunidad o red social, entonces tu objetivo es que el usuario se registre y empiece a utilizar la aplicación, si tu objetivo son las ventas entonces debes buscar propiciar la operación facilitando las herramientas para ello, si te dedicas a la elaboración contenido debes resaltar que el rubro en el que te especializas, pero si olvidas cual es tu objetivo el usuario sólo terminará confundido y por lo tanto abandonará tu sitio.

Una vez que tienes bien definido cual es el objetivo de tu sitio, se te facilitará la estructuración y elaboración de la página de inicio, ya que tendras en mente el tipo de elementos que necesitas para lograr que el usuario interactúe. No olivides proporcionar siempre lo necesario para que el usuario lleve a cabo la acción que buscas.

Con mucha frecuencia, nos encontramos con una página de inicio que parece tener todo lo que estamos buscando, pero no encontramos la manera de llegar a la parte que nos interesa dentro del sitio. Es por esto que es importante incluir formularios, botones o secciones que atraigan la atención del usuario, le permitan realizar las acciones rápidamente y lo dirijan al contenido adecuado.

No utilizar palabras claves

Puede que nuestro sitio tenga todo, un buen diseño, buena organización y un buen contenido, pero que aún así sea muy difícil de encontrar en los navegadores. Esto se puede solucionar utilizando las palabras claves adecuadas.

El uso de keywords en la página de inicio es fundamental para que el sitio sea obtenido por las búsquedas realizadas a través de Google. Si por ejemplo, tenemos un sitio de fotografias, tenemso que asegurarnos de que hemos incluído en alguna parte las palabras fotógrafo, fotografía, servicios, el nombre del responsable y la locación, de esa manera si alguien busca un fotógrafo en tu ciudad le será más fácil encontrarte.

Publicado el 26/03/2013, última actualización 12/09/2013.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño de paginas web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras