WordPress

Cómo acelerar un sitio web hecho con WordPress

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Mejorar la velocidad de carga de un sitio web es siempre positivo, ya que mejora la experiencia de usuario y aumenta el número de conversiones.

Mejorar la velocidad de carga de un sitio web es siempre positivo, ya que mejora la experiencia de usuario y aumenta el número de conversiones.

Además, está demostrado que es uno de los factores de posicionamiento SEO más importantes para Google, de forma que a mayor velocidad de tu sitio mejores rankings y mayores visitas.

En este artículo voy a darte consejos para mejorar la velocidad de un sitio web hecho con WordPress, ya que este gestor de contenidos es el más popular y la mayoría de sitios web están hechos con esta tecnología.

Algunas de las cosas que puedes hacer son las siguientes:

Comprueba la velocidad de tu sitio

En primer lugar y antes de implementar ninguna optimización deberías medir la velocidad de tu sitio para comparar si las mejoras aplicadas surten efecto.

Los dos sitios más populares son GTmetrix y Pingdom Tools.

GTmetrix.com

Es el servicio que más utilizo para conocer la velocidad de carga de mis sitios web.

No hace falta que instales nada, sino que es una página en la que puedes configurar gran cantidad de parámetros, como por ejemplo:

  • Velocidad de la conexión
  • País
  • No cargar los anuncios de la web

Pero por lo que más destaca GTmetrix es por el detallado informe final en el que te muestra el tiempo de carga de cada elemento y ofrece consejos para optimizar la velocidad.

Pingdom Tools

Pingdom es una web que ofrece gran cantidad de servicios pero que nosotros vamos a usar para realizar un completo test de velocidad.

Al igual que GTmetrix es totalmente gratuito y podemos configurar el lugar del mundo desde donde queremos medir la velocidad.

Tan sólo tienes que poner el dominio que necesitas testear y al cabo de unos segundos te ofrece varias estadísticas como la velocidad de carga o el conocido como diagrama Waterfall.

Usa un tema rápido

La plantilla de nuestro blog es la que ofrece ese aspecto visual que nosotros queremos, es todo lo que rodea al texto y que hace al usuario más atractiva una web.

Pero hay que tener cuidado, ya que no todos los temas tienen la misma velocidad de carga ni pesan el mismo número de kilobytes.

Actualmente hay miles de plantillas gratuitas y de pago que podemos instalar en nuestro WordPress, como por ejemplo desde el propio backend del CMS o desde famosos markets como Themeforest o Codecanyon.

Cuando se elije una para nuestro proyecto debe cubrir todas las necesidades estéticas y funcionales, pero no hay que dejar de lado características tan importantes como que sea “Responsive” y que sea un tema ligero, fácil de cargar por el navegador.

Por ejemplo, hay muchos temas que ofrecen gran cantidad de funcionalidades gracias al uso de frameworks, que la mayoría son innecesarias y sólo ralentizan el funcionamiento de tu sitio web.

Los temas que más recomiendo son Génesis y Schema, ya que son rápidos, se actualizan a menudo y tienen plugins muy interesantes.

Utiliza plugins que mejoren la velocidad de tu sitio

Otro aspecto muy importante relacionado con la velocidad de carga de un sitio hecho con WordPress son los plugins que tenemos instalados.

Es importante saber elegir los más adecuados, aquellos que ofrecen funcionalidades necesarias y que se actualicen cada poco tiempo, de forma que garanticen la seguridad de tu sitio web.

Es imprescindible un buen plugin de caché

Cuando un sitio hecho en WordPress es visualizado en un navegador, para poder cargar sus páginas se deben realizar muchas llamadas a la base de datos, un proceso generalmente lento e ineficiente.

Pero si instalamos un plugin de caché, podemos mejorar la velocidad de carga, ya que la página se almacena en caché, de forma parcial o completa durante un tiempo.

Así, la próxima vez que se vaya a cargar esa página no habrá que crearla de cero haciendo las llamadas a la base de datos, sino que estará disponible inmediatamente.

El Plugin de cache que recomiendo es WP-Rocket, que tiene gran cantidad de características que mejoran la velocidad, pero hay otros plugins muy conocidos como W3 Total Cache o Wp Super Cache.

Utiliza un plugin de Lazy load

Este tipo de plugins está teniendo muy buena aceptación durante los últimos años.

Lo que hacen es mejorar el tiempo de carga de una forma muy inteligente, ya que sólo cargan las imágenes de la web cuando pasan a la parte visible del navegador.

Es decir, que todas las imágenes que están en la parte media y final de un post no se cargan al principio, sino que se cargan cuando el usuario hace scroll hacia abajo y pueden ser vistas.

Esto es una gran ventaja, ya que las imágenes suelen ser la parte más pesada de una web y muchas de ellas incluso nunca son vistas por el usuario si están en la parte inferior de un artículo.

Hay muchos plugins que hacen esto, pero yo te recomiendo WP-Rocket, BJ Lazy Load o WP Lazy Load.

Optimiza tu base de datos

Desde el punto de vista técnico, la base de datos es el elemento más importante de un sitio web. En ella se almacena absolutamente toda la información, por lo que es una parte fundamental en la optimización de cualquier sitio hecho en WordPress.

Muchísimos usuarios no tienen en cuenta este punto, dejando sin aprovechar uno de los lugares donde tenemos mayor margen de mejora en cuanto a la velocidad de carga.

Cuanto mayor número de plugins, número de posts y revisiones, comentarios, pingbacks, etc. Mayor es el tamaño de la base de datos, mayor es el número de tablas que hay en ella y más lento es el proceso de acceder a los datos que están alojados.

Por todo esto, optimizar la base de datos de tu sitio debe ser una tarea fundamental que debes hacer de manera regular y periódica. Te aconsejo que lo hagas una vez cada dos meses, ya que es algo que no tarda apenas tiempo y tiene muchos beneficios.

Los plugins que yo utilizo es WP-Optimize y WPDBSpringClean, que son gratuitos y funcionan con tan sólo un clic. No hay que ser experto.

Eso sí, te recomiendo que antes de tocar la base de datos hagas una copia de seguridad, pues acceder a ella es crítico y siempre pueden surgir problemas.

No te pases con los plugins

Uno de los errores más comunes cuando empezamos en WordPress es instalar muchos plugins, ya que son muy útiles, divertidos y con ellos se puede hacer casi de todo.

Pero cabe la posibilidad de que nos pasemos e instalemos muchos que no sean necesarios, algo que ralentiza un sitio web enormemente.

Debes saber que a mayor número de plugins más lento va tu sitio, por lo que hay que llegar a una solución de compromiso entre las funcionalidades que tiene nuestro proyecto online y la buena velocidad de carga.

Todos los plugins que tengamos deben tener una función clara, algo que WordPress por defecto no incorpora y que no podemos hacer por otros medios.

Y no vale sólo con desactivarlos, cuando tenemos plugins que ya no nos valen debemos desinstalarlos, de otro modo seguirán ralentizando nuestra web.

Optimizar las imágenes

Como te hemos dicho antes, las imágenes y el contenido multimedia es lo que más pesa en cualquier web, por lo que hay que prestar especial atención a ellas.

Lo ideal es que pesen el mínimo posible pero que conserven una calidad de imagen óptica para ser vistas por el navegador.

Podemos hacer tres cosas para solucionarlo:

Redimensionar las imágenes

Si la zona donde se van a mostrar las fotos e imágenes en tu web tiene un ancho de 800 píxeles, por ejemplo, una buena práctica es subirlas a WordPress con esa anchura, de esa forma el navegador no tendrá que reescalarlas al mostrarlas. Esto ayuda mucho en el tiempo de carga.

Optimización

Otra cosa que puedes hacer es optimizarlas, algo que puedes hacer con plugins como Wp Smush.it, Imagify.

Estos lo que hacen es optimizar las imágenes que subas a WordPress de forma automática, mejorando su peso y reduciendo bastante poco la calidad.

Si ya tienes las imágenes subidas y luego instalas estos plugins, no hay problema, pues también se pueden optimizar a posteriori de forma manual.

También puedes hacerlo con programas como Photoshop, con los que puedes reducir la calidad guardando “para web”.

Formato adecuado

Actualmente el mejor formato para una imagen es webp, el cual comprime hasta un 30% más que otros formatos como PNG o JPEG sin casi perder resolución.

Utiliza el hosting perfecto

Un buen hosting debe reunir las siguientes características:

Especializado en WordPress

Elegir un buen hosting para tus proyectos con WordPress es lo primero en lo que debes pensar.

Es una parte fundamental en cuanto a la velocidad de carga, pero también en cuanto a la seguridad.

Lo ideal es que sea un alojamiento especializado en WordPress, que tengan herramientas especialmente diseñadas para este CMS y cuyo soporte técnico tenga gran profundidad de conocimientos en éste área.

Por ejemplo:

  • instalación de WordPress en un clic,
  • realización de backups periódicos,
  • posibilidad de implementar el protocolo http2 o varnish.

Dedicado

Hay muchas opiniones enfrentadas respecto a si se debe alojar un proyecto en un servidor compartido o dedicado.  Cada una de las opciones tiene sus ventajas y desventajas.

Pero desde el punto de vista de la velocidad de carga siempre es mejor un hosting dedicado, un servidor donde tienes tu proyecto aislado y donde no estás compartiendo recursos con otras personas.

Esto es muy importante, ya que a pesar de tener optimizada tu web, si está en un alojamiento de baja calidad y que cuenta con pocos recursos, tu web irá lenta y tus lectores se irá de ella nada más entrar.

Los recursos mínimos que te aconsejamos que debes intentar que tenga tu servidor son:

  • Discos SSD con una capacidad de 2GB.
  • Que te garantice el servicio el 99,999% del tiempo y no tenga caídas recurrentes

Utiliza PHP 7

PHP es el lenguaje de programación con el que WordPress está desarrollado.

Al igual que los plugins, PHP tiene actualizaciones periódicas y diferentes versiones, siendo la mejor la más reciente.

Por eso debes intentar que tu servidor tenga siempre la última, que a día de hoy es la 7. El rendimiento del sitio será mucho mejor.

En muchas ocasiones, estas actualizaciones debes hacerlas de forma manual, ya que el alojamiento puede trabajar con versiones antiguas por defecto.

Para lograrlo, ve a tu panel de control y selecciona la versión más actual de todas las que te de opción. En unos pocos minutos habrás hecho el cambio y tu sitio web irá mucho mejor.

HTTP/2

El protocolo HTTP/2 es una gran mejora que se ha implementado estos últimos años y que permite enviar recursos de forma paralela, por lo que mejora la velocidad de carga de una página web.

Por lo tanto, asegúrate que tu hosting es compatible con esta tecnología y que no tiene el antiguo HTTP 1.1.

Para implementar HTTP/2 debes haber instalado previamente un certificado SSL, que puede ser gratuito o de pago.

Utiliza un CDN

Para quien no lo sepa, un CDN es un conjunto de servidores ubicados en distintos países que almacenan copias de recursos de nuestro sitio web, normalmente contenido estático como imágenes, vídeos, JavaScript, CSS, etc.

Al estar más cerca del usuario final, se entrega rápidamente, sin necesidad de trasladar la petición a la base de datos de tu hosting.

Algunas de las ventajas de usar un CDN son:

  • Acelera la velocidad de carga de nuestro sitio web
  • Al no recibir tantas peticiones el servidor donde está alojado nuestro proyecto web sufrirá menos sobrecarga.
  • Se reduce el consumo de ancho de banda de tu servidor, algo importante si no tienes un plan ilimitado de transferencia de datos con tu alojamiento.
  • Tendrás un mejor posicionamiento general en los rankings de Google, ya que tu web cargará más rápido en cualquier lugar del mundo.
  • Aumentará la seguridad de tu sitio web, ya que una CDN es muy efectiva contra spammers o ataques DDoS (denegación de servicio).

Desde el punto de vista del visitante no hay diferencia entre tener CDn o no, pero la web se carga mucho más rápido.

Las mejores CDN para WordPress son Photon, cdn77, MaxCDN y CloudFlare.

  • Photon es la más sencilla, ya que viene con el plugin JetPack, uno d ellos más conocidos de WordPress.
  • Cloudflare es gratis y es seguramente la segunda opción más utilizada. Es en realidad un Proxy Inverso y no un CDN, pero cumple con la misma función.

Yo suelo utilizar CloudFlare, ya que la mayoría de micronichos que tengo, como comorastrearuncelular.net están enfocados a América Latina y sin un buen CDN no podría posicionarlos de la misma forma y sería mucho más complicado.

Aloja vídeo y audio en servidores externos

Como te hemos dicho en los puntos anteriores, lo que más ralentiza la velocidad de carga de un sitio online es el contenido multimedia.

Por eso, lo mejor que puedes hacer es nunca subir tus vídeos directamente a tu alojamiento, sino hacerlo en una plataforma externa.

De esta forma no consumirás los recursos de tu alojamiento y además su entrega será más rápida, ya que los servidores de estas plataformas son excelentes y especializados en esta tarea.

Las más conocidas son:

  • Vimeo
  • Viddler
  • YouTube
  • DailyMotion

Para mostrar esos vídeos tan sólo tienes que copiar la URL en tu editor de WordPress, así de sencillo.

Activa la compresión Gzip

Para ofrecer la versión más rápida y optimizada de los elementos que componen tu sitio web debes utilizar la denominada compresión Gzip.

Ésta no se activa por defecto y deberás hacerlo tú mismo, pero es realmente sencillo.

Para ello debes entrar en el explorador de archivos de tu hosting e ir al directorio raíz de tu instalación de WordPress.

Ahí encontrarás el archivo .htaccess al que deberás añadir las siguientes líneas:

<IfModule mod_deflate.c>

  # Comprimir HTML, CSS, JavaScript, Text, XML y fonts

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/javascript

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/rss+xml

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/vnd.ms-fontobject

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/x-font

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/x-font-opentype

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/x-font-otf

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/x-font-truetype

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/x-font-ttf

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/x-javascript

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/xhtml+xml

  AddOutputFilterByType DEFLATE application/xml

  AddOutputFilterByType DEFLATE font/opentype

  AddOutputFilterByType DEFLATE font/otf

  AddOutputFilterByType DEFLATE font/ttf

  AddOutputFilterByType DEFLATE image/svg+xml

  AddOutputFilterByType DEFLATE image/x-icon

  AddOutputFilterByType DEFLATE text/css

  AddOutputFilterByType DEFLATE text/html

  AddOutputFilterByType DEFLATE text/javascript

  AddOutputFilterByType DEFLATE text/plain

  AddOutputFilterByType DEFLATE text/xml

</IfModule>

Actualiza WordPress

Dejamos para lo último la acción más obvia pero importante.

Debes tener el núcleo de WordPress siempre actualizado a su última versión.

Es un gestor que se actualizada muy a menudo y en el que mejora con cada versión. Por eso mantenerlo actualizado mejorará tu velocidad de carga y la seguridad de tu sitio.

Recuerda hacer una copia de seguridad antes de cada actualización, pues es posible que algunos plugins dejen de funcionar tras el upgrade, hasta que sean actualizados para ser compatibles con la última versión de WordPress.

Deja una respuesta