comparte el articulo 

Estructura de una página web: Como estructurar los archivos

Actualizado el 24/02/2010 < > 0 Comentarios

Resumen: Es necesario que una página web tenga una estructura de archivos ordenada, tanto para facilitar su mantenimiento como para el posicionamiento.

Cuando nos iniciamos en el diseño de páginas web, tendemos a pensar que la estructura de los archivos y directorios en que se encuentra organizada nuestra página, resulta de importancia menor. Sin embargo, como veremos en este artículo, a la hora de optimizar una página web resulta muy importante seguir una serie de medidas respecto de la organización de la estructura de los archivos.

Además, resulta importante también para quien administra el sitio, tener una estructura ordenada, ya que a la hora de introducir cambios, agregar nuevos contenidos, etc., la tarea puede resultar mucho más simple, con el consiguiente beneficio en tiempo y costos. Esto indirectamente beneficia a los usuarios, dado que todo el tiempo que se ahorre en tareas que pueden simplificarse, puede invertirse en contenidos. Si en algún momento se pretende hacer una reforma en la página, aumentar sus secciones, etc., la tarea se ve enormemente simplificada si los archivos que componen el sitio se encuentran ordenados y su contenido puede ser fácilmente identificable a través del nombre del archivo o del directorio. Como veremos más adelante, también tiene beneficios en el posicionamiento de la página.

Semántica de los archivos

La organización semántica de un sitio web tiene como finalidad facilitar la tarea de acceder a los diferentes archivos y directorios que lo componen, de forma tal que cualquier persona, incluyendo al propio creador, no tenga que hacer grandes esfuerzos para localizar cada uno de los componentes del sitio. Quizá para una pequeña página web con unas pocas páginas, esto pueda parecer excesivo, pero no lo es para un sitio con miles de páginas. El problema de no planificar un sitio web de pequeñas dimensiones aparece cuando con el paso del tiempo el sitio aumenta de tamaño. La falta de una planificación y estructuración de los archivos del sitio en sus inicios, puede hacer muy compleja la administración del mismo con el paso del tiempo.

Una buena medida, es hacer la estructura del sitio siguiendo un sistema, de forma tal que, teniendo en cuenta las bases del sistema empleado en la estructura, cualquier persona pueda entender la misma y acceder a cada uno de los archivos que componen la página.

Nombre de las páginas, archivos y directorios

Una técnica poco recomendable, es utilizar nombres de páginas, archivos y directorios que nada tengan que ver con el contenido de la página o no describan lo que contienen. Esta costumbre tiene su origen en los antiguos archivos de programación, que tenían nombre casi encriptados. Hoy en día, emplear nombres abreviados, siglas, o complejas elaboraciones semánticas que incluyen símbolos y números, no tiene ningún sentido, ya que los modernos ordenadores tienen la capacidad de aceptar cualquier tipo de nombre en cualquiera de los sistemas operativos que se emplee.

Esto ha permitido que los programadores y diseñadores web puedan colocar nombres descriptivos a cada elemento que crean, de forma tal que la tarea resulta mucho más sencilla. Se podrá alegar que quien realiza la página puede conocer lo que contienen los archivos y directorios que ha creado. Sin embargo, parece bastante difícil de creer que alguien cree algunos directorios con nombres tales como %yiu847, yiu878 e jdlg03, cargados de archivos con nombres de similar complejidad, a los dos o tres años de haberlos creado recuerde cada uno de ellos.

En la actualidad se recomienda inclusive, agregar comentarios descriptivos a los códigos, de forma que cualquier tarea posterior, tanto para el creador como para cualquiera que por cualquier motivo deba rever o corregir dicho código, sepa donde se encuentra y como está compuesto y las modificaciones puedan realizarse en forma sencilla y lo más intuitiva que se pueda.

Se debe tener en cuenta que una página web no es más que un código que contiene textos y enlace a otros componentes (imágenes, videos, sonidos, etc.) con su ubicación para que el servidor envíe dichos contenidos y el navegador lo interprete y haga una visualización del resultado. Como enlaces (debemos tener en cuenta que un código como el que ponemos en el ejemplo siguiente no es más que un enlace), deben cumplir con ciertas normas, como por ejemplo que no debe estar compuesto por más de una palabra; esto no quiere decir que no empleemos varias palabras, sino que debemos buscar un recurso que haga que un nombre compuesto por varias palabras sea interpretado como si fuera una sola. Esto es posible gracias al empleo de guiones, tanto normales como bajos, como separadores en lugar de espacios en blanco. El siguiente es un ejemplo de cómo lograr esto y de nombres descriptivos, tanto para el directorio como para una imagen:

<img src=”imágenes_de_pagina_web/imagen-azul.jpg” alt=”#” />

De esta forma se facilita la comprensión de los archivos y directorios componentes de una página web.

Estructura eficiente y facilidad de mantenimiento

Bajo ninguna circunstancia es aceptable que un sitio se haga en forma compleja cuando es posible evitarlo. Una de las complicaciones que este tipo de formas de trabajar trae aparejada es la dificultad que se encuentra cuando se pretende realizar el mantenimiento de la página web. Si quien se encarga de realizar el mantenimiento se encuentra con nombres descriptivos para los archivos y directorios, su tarea tendrá una dificultad menos para realizarse.

Algo que su uso se ha visto notablemente incrementado en los últimos años, es la utilización de archivos separados y en tanta cantidad como funciones deban cumplir. Esto también tiene la finalidad de facilitar su mantenimiento, a lo que se agrega la posibilidad de realizar trabajos por secciones sin que la totalidad de la página se vea afectada. Por ejemplo, un sitio web compuesto por muchas páginas, puede requerir varios estilos diferentes, lo que aún en los casos cuyas diferencias sean menores, se emplean varios archivos.

Esto se aplica principalmente a las hojas de estilo en cascada (CSS), donde se pueden establecer estilos diferentes para partes del sitio con características especiales e inclusive , estilos diferentes para diferentes partes de una misma página.

Este tipo de archivos adjuntos, son frecuentes en CSS, aunque también se emplean para javascript, php, asp, etc. Todo esto favorece enormemente la organización de los archivos del sitio y reduce la cantidad de código que debe escribirse.

También resulta muy importante, la colocación de los archivos en directorios que se encuentren en un orden lógico, ya que esto también colabora en la simplificación de los trabajos de mantenimiento y reforma.

Importancia de las URL descriptivas

Otra razón para emplear nombres descriptivos en archivos y directorios, es que todos ellos forman parte de la URL, elemento que tienen muy en cuenta los rastreadores de los buscadores. Esto agrega la posibilidad de emplear la URL  como lugar donde colocar las palabras clave de nuestros contenidos, lo que facilita la clasificación por parte de los buscadores, y por consiguiente, colabora en el posicionamiento del sitio en ellos.

Imaginemos dos URL’s bien diferentes, una compuesta por el nombre del sitio y una serie de directorios y archivos con nombres complejos, y otra URL  con nombre del sitio, los archivos y directorios con títulos descriptivos:

http://www:sitiocomplejo548.com/efs54/jlv.html

http://www:sitio _simple/archivos/estilo_web.html

¿Con cuál de las dos creen ustedes que los buscadores tendrán menos dificultades para clasificar los contenidos, y por tanto indexarla y colocarla en los listados? Evidentemente, la segunda opción es la más correcta. Los buscadores pueden emplear la URL  como primer elemento a analizar y es una de las mejores formas de incluir palabras clave.

Cuando nos iniciamos en el diseño de páginas web, tendemos a pensar que la estructura de los archivos y directorios en que se encuentra organizada nuestra página, resulta de importancia menor. Sin embargo, como veremos en este artículo, a la hora de optimizar una página web resulta muy importante seguir una serie de medidas respecto de la organización de la estructura de los archivos.

Además, resulta importante también para quien administra el sitio, tener una estructura ordenada, ya que a la hora de introducir cambios, agregar nuevos contenidos, etc., la tarea puede resultar mucho más simple, con el consiguiente beneficio en tiempo y costos. Esto indirectamente beneficia a los usuarios, dado que todo el tiempo que se ahorre en tareas que pueden simplificarse, puede invertirse en contenidos. Si en algún momento se pretende hacer una reforma en la página, aumentar sus secciones, etc., la tarea se ve enormemente simplificada si los archivos que componen el sitio se encuentran ordenados y su contenido puede ser fácilmente identificable a través del nombre del archivo o del directorio. Como veremos más adelante, también tiene beneficios en el posicionamiento de la página.

Publicado el 24/02/2010, última actualización 24/02/2010.

Licencia: Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Andrés Fernández

URL: LaWebera.es :: Diseño Web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras