comparte el articulo 

¿Cómo darle un uso apropiado a CSS3?

Actualizado el 31/10/2011 < > 0 Comentarios

Resumen: CSS3 nos ha brindado muchas nuevas herramientas que nos permiten crear grandes efectos, pero es muy probable que les estemos dando un enfoque inadecuado, en este artículo tratamos de definir un uso correcto.

Cuando algo es de reciente creación y es presentado o liberado ante la sociedad, la reacción de las personas ante ello generalmente oscila entre dos extremos, enaltecer la novedad o demeritarla al compararla con lo que ya existía. En el caso de las tecnologías de la información, por la misma naturaleza que representan, la balanza se inclina más por la aceptación y rápida idolatración de lo nuevo.

Tal es el caso de los nuevos estándares que han venido a formar parte de los desarrollos web en este último año, estamos hablando de CSS3 y HTML5. En esta ocasión nos enfocaremos en CSS3, un estándar bastante emocionante que nos permite crear cosas que antes solo eran posibles de crearse a través de un editor de imágenes, su potencial ha hecho pensar a más de uno que los misterios de los diseñadores han sido revelados y todo desarrollador tendrá a su alcance el código necesario para llevar a cabo una serie de efectos de manera sencilla.

¿Qué representa el uso de CSS3?

CSS3 propone una navegación más rápida, menores tiempos de respuesta producidos por una reducción de imágenes, las cuales ya no serán requeridas para diseñar botones o efectos de texto. También deja atrás una excesiva dependencia de JavaScript para fines de representación visual, como lo son las animaciones, dando como resultado menos código y mejor rendimiento.

Representa una futura menor dependencia de software para gráficos que resultan bastante caros, como es el caso de Photoshop, Illustrator o Corel, que si bien seguirán siendo útiles su función se enfocará a efectos o ediciones más avanzadas.

A pesar de todo esto, al parecer CSS3 no representa un cambio en el esquema del diseño visual, aún se tratará con los mismos usuarios, el mismo contenido y la misma filosofía de diseño, es por ello que se debe tener cuidado con la manera en que lo utilizamos.

Las nuevas capacidades que nos ofrece CSS3 deben ser tratadas igual que cualquier otra tecnología web con la que hemos trabajados, es decir siempre debemos preocuparnos por dar apoyo y crear un diseñado centrado en el usuario, siempre respetando el objetivo y los propósitos de nuestro sitio. Si CSS3 salta esta regla, entonces se convertirá en un elemento que limite nuestro proceso de producción.

CSS3 no cambia al diseño

Si bien CSS3 representa una simplificación de procesos, en lo que se refiere a los principios básicos del diseño y las prácticas para lograr una mejor presentación visual nada ha sido alterado, aún cuando se nos han dado efectos de transición muy elegante y de fantasía. Todas estás son herramientas superficiales del diseño web, e incluso ya las teníamos desde antes de CSS3.

Desde la perspectiva más importante, la del usuario, las nuevas propiedades estéticas de CSS3 influyen menos, ya que la mayoría de las persona que navegan por nuestros sitios no notarán la diferencia entre un efecto de colores sutil o uno rudimentario, al menos de que influya en su experiencia durante su estadía en el sitio o claro que el usuario sea otro diseñador o desarrollador web.

El verdadero cambio de paradigma viene en la nueva forma de abordar y llevar a cabo nuestro proceso de diseño de páginas web. En la actualidad, con CSS3 tenemos la facilidad de producir diseños más flexibles que permiten optimizar la experiencia del usuario, el uso de herramientas como las consultas de medios media queries) permiten mejorar el rendimiento y la visualización en base al dispositivo de navegación que utilice el usuario y con esto se introducen un gran número de nuevos conceptos a nuestra tradicional metodología de construcción de sitios.

Con los nuevos selectores CSS3, tenemos una capacidad de envolver de manera más fácil y sencilla los elementos HTML para poder realizar efectos de animación sin el uso de JavaScript o algún framework como jQuery.

Tenemos que tener claro que CSS3 no es sólo sombras y gradientes difuminados que hacen ver genial nuestro texto, eso es sólo la superficie, el nivel del tope. Su uso se debe de plantear para tratar de mejorar la experiencia del usuario y ser capaz de producir mejores sitios de una manera más eficiente.

Uso adecuado de CSS3

Si bien CSS3 nos ha brindado nuevas herramientas y propiedades, esta en nosotros el poder darles el uso adecuado y lograr una mejor usabilidad a nuestros sitios, creando mejor interacciones. No debemos caer en concentrar nuestra atención únicamente en las nuevas características superficiales, cuando decidamos utilizar CSS3 en nuestro trabajo, debemos siempre tener en cuenta que la función es más importante que la forma.

Siempre debemos tener como regla general el usar CSS3 únicamente cuando exista una buena razón para hacerlo, no queremos sacrificar la visualización del sitio en navegadores antiguos nada más por un capricho, y si ya te decidiste a usarlo no lo hagas en exceso, piensa bien donde aplicarás cada efecto y no lo uses como si no hubiera un mañana, recuerda que no todo se lleva bien con una sombra o un gradiente, ya que puede afectar la legibilidad o la visualización de un elemento.

Tenemos que poner la usabilidad, la accesibilidad y la experiencia del usuario como la prioridad máxima del diseño, todo lo demás resultará secundario y en base a esto se deben de plantear los objetivos.

Es por esto que debemos tener planes para asegurar una buena visualización, si bien CSS3 no es soportado por navegadores antiguos, existen alternativas que nos permitirán lograr una buena experiencia para ese tipo de usuarios, como por ejemplo el uso de transparencias con imágenes PNG, o crear los gradientes y sombras mediante algún editor, así cuando nuestro código detecte que el navegador no soporta CSS3 entrará el plan emergente a cubrir esos huecos con imágenes.

Con el uso de CSS3 se debe lograr tener un apoyo, que nos permita llegar a una buena usabilidad y accesibilidad, nos debe permitir mejorar el rendimiento y acelerar el desarrollo de los sitios web. Si no conseguimos ninguno de estos tres factores, entonces CSS3 realmente no es la herramienta adecuada para nuestro proyecto.

Publicado el 31/10/2011, última actualización 31/10/2011.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño de paginas web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras