comparte el articulo 

Cuándo trabajar como diseñador freelance sin cobrar

Actualizado el 28/02/2012 < > 0 Comentarios

Resumen: En este artículo explicamos las excepciones en las que debemos aceptar trabajar de manera gratuita.

Muchas veces se nos presentan oportunidades de grandes proyectos, atractivos en aprendizaje y que incluso pueden llegar a representar un crecimiento profesional importante, pero que a nivel económico se quedan muy cortos y por ello tendemos a rechazarlos. Es díficil ver más allá de lo económico y enfocarnos únicamente en el conocimiento, muchos diseñadores freelance viven al día y la ganancia producida por los proyectos que aceptan es lo que les permite mantenerse estables.

La mayoría de los diseñadores freelance tienden a pasar por esta clase de situaciones, y al momento de afrontarlas es común plantearse la pregunta de cuándo será adecuado aceptar esta clase de proyectos y trabajar sin algún tipo de paga.

Es verdad que nadie llena el tanque gasolina, ni la alacena de comida con conocimientos o exposición ante el medio, sin embargo son muchos los proyectos emergentes que te pedirán tu ayuda y tiempo sin ofrecerte alguna paga, más que la de este tipo, por lo que tienes que reconocer cuando es bueno tomarlos como alternativa.

Para algunos freelance, esta clase de proyectos representan fama y fortuna venideros, y luchan bajo el estandarte de emprender para cosechar y después recoger los frutos, si esta es tu idea no te diré que estás mal, al contrario felicidades por ser autosuficiente y decidido; pero si este no es tu caso tampoco debes creer que estás mal, puesto que no todos debemos tener la misma personalidad y ser precavido te ahorrará mucho estres y sufrimiento, aunque para los dos casos debemos aclarar que ningún extremo es bueno.

Se tienen que analizar las cosas con la cabeza fría y dejar todo bien en claro, no dejarte llevar por impulsos, fanatismos y mucho menos por influencia de amistades, no estamos diciendo que rechaces ayudar a un amigo, simplemente estamos tratando de que no te tomen el pie cuando les ofrezcas la mano.

¿Cuándo el trabajar gratis puede actuar a nuestro favor?

Cuando no se cuenta con clientes, con una cartera o con una agenda, ya sea porque vamos iniciando nuestro camino como freelancer o porque hemos decidido cambiar de rubro, es necesario voltear al trabajo gratis. Existen muchas pequeñas y medianas empresas necesitadas de sitios de Internet, que quizás tengan poco o nada para pagar esta clase de servicios, pero que te darán un nombre, exposición y te ayudarán para empezar a formar tu portafolio.

El trabajo gratis te ayuda a promocionarte, si encuentras clientes dignos que respeten tu trabajo y representen algo dentro de tus intereses, puedes ofrecerte a elaborar algún sitio o proyecto para ellos sin costo alguno, esto hará que el trabajo sea menos pesado y estés más conforme con el resultado.

Otra razón importante para tomar la decisión de trabajar gratis, es que la empresa de tus sueños, donde siempre has querido trabajar habrá algún tipo de proyecto paralelo o de staff donde te pueden incluir y trabajar de manera autónoma. Por ejemplo, muchas empresas de software libre no pagan mucho a sus empleados, pero la exposición y experiencia que les da el trabajar para ellos no se puede comparar con otros proyectos; también se da que muchas páginas no reciben ingresos por lo que limitan sus pagos, pero el hecho de poner en tu curriculum que trabajaste para ellos puede abrirte muchas puertas.

La caridad también es una razón importante para decidir emprender en el trabajo gratuito, si alguna asociación u organización que apoyas decidió iniciar un proyecto donde puedes aportar tus conocimientos, es justo dedicarle un par de horas al día para ayudar a alcanzar los objetivos. Al donar tus servicios no solo te sentirás bien, si no que estarás apoyando una de tus causas predilectas y te harás de un nombre dentro de la misma organización.

Buscar otra clase de remuneración

Si la institución para la que vas a trabajar insiste en no tener suficiente dinero para pagarte puedes tratar de llegar a un acuerdo y recibir otra clase de pago, incluso en especie si lo consideras necesario. Por ejemplo, si trabajas para una papelería puedes pedir material de oficina para salir del apuro, no será comparable a lo que ganarías normalmente pero puede ayudar.

También puedes recurrir al crédito, crear una clase de cuenta para que el cliente tenga la oportunidad de pagar después o en pequeños pagos divididos en mensualidades o alguna otra clase de acuerdo. Esto se puede dar si decides apoyar de alguna manera al cliente, si lo ves agobiado por cuentas o en algún momento difícil, puedes sugerir esta salida para llegar a un acuerdo.

En caso de que el cliente realmente no cuente con muchos ingresos, puedes sugerir que se te pague con publicidad, puedes incluir algunos anuncios en la página que desarrollaste, o pedir que se te proporcione una parte de los ingresos producidos por publicidad patrocinada, como Adsense de Google.

Conclusión

Sea cual sea tu verdadera profesión, no debes denigrarla regalando lo que sabes hacer, desperdiciando tu tiempo y propagando tus conocimiento sin recibir algo a cambio. No dejes que los demás se aprovechen de lo que sabes y sobre todo no abarates el mercado, esta en nosotros apoyarnos para lograr que los precios se mantengan a un nivel considerable y no se nos considere unos empleados de hobby.

Publicado el 28/02/2012, última actualización 28/02/2012.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño de paginas web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras