comparte el articulo 

Pros y contras de ser diseñador web freelance

Actualizado el 01/06/2010 < > 1 Comentario

Resumen: Si vas a empezar a realizar trabajos de manera autónoma como diseñador freelance, debes tener en mente los siguientes pros y contras que conlleva esta forma de trabajar.

Si estás en ese punto de encrucijada, donde aún no te decides por tomar algún camino en específico y entre tus opciones está la de empezar a realizar trabajos de manera autónoma como diseñador freelance, debes tener en mente los siguientes pros y contras que conlleva esta forma de trabajar.

Los pros de ser un diseñador web freelance

Empezaremos con los pros de ser un diseñador web freelance, el principal y más atractivo es ser tu propio jefe, tu decides el cuándo, cómo, dónde y por qué de las cosas, no habrá nadie que te diga qué hacer en cuestiones administrativas y te pida cumplir con ciertos estatutos, reglamentos y estándares. Tú y nada más tu serás la persona encargada de encaminarte y definir cual es la mejor manera en que trabajas, en pocas palabras el cliente será la única persona que te pueda demandar algo y con el que tendrás comunicación en el proyecto.

La cuestión de la relación con los clientes también es un pro, tú eliges con que personas relacionarte, con que compañías negociar y con quien hacer tratos. Si decidiste no trabajar en una compañía donde tendrías un jefe controlándote todo el tiempo, por lo general tiendes a no permitir que un cliente haga lo mismo, tienes la ventaja de decir que no y simplemente darte la vuelta sin más repercusiones.

Puedes trabajar donde tu quieras, en cualquier lugar con una conexión a Internet puedes desarrollar, escribir, investigar, preguntar y comunicarte con tus clientes, no necesitas de una oficina sofisticada para poder llevar tu negocio, en los tiempos actuales una laptop es más que suficiente.

El trabajar en casa como freelance es otro de los beneficios que conlleva ser diseñador web freelance, poder despertar a la hora que tu desees y trabajar en las horas en que tu sientes eres más productivo. Existen personas, como en mi caso, que trabajan mucho mejor durante la noche, tu puedes decidir hacer esto y descansar durante el día o pasar un buen rato con tu familia, claro esto siempre teniendo una agenda y programando el tiempo productivo para no quedar mal con nuestro cliente quien también tendrá un horario.

Además de los placeres humanos del descanso y comodidad, está la fabulosa ventaja de aprender lo que tú quieres aprender y no lo que te impone una compañía, si tú quieres programar en PHP lo harás usando las herramientas que tu desees. Muchos de nosotros nos hemos encontrado con la penosa situación de que al entrar a una compañía se nos ha dado un proyecto en algún lenguaje que no es muy de nuestro agrado o del que poco sabemos y tenemos poco interés.

Los contras de ser diseñador web freelance

Ahora, no todo es maravilloso en este mundo, si así fuera todos seríamos diseñadores web freelance. Este modo de vida necesita de personas que tengan valor, responsabilidad y objetivos, esto muchas veces se malinterpreta y se piensa que es un camino tomado únicamente por personas flojas, pero si alguien flojo intenta aventurarse en esto lo más probable es que no triunfe.

Tienes que estar buscando constantemente clientes, ellos vendrán a ti cuando tengas un nombre y una marca reconocida, mientras tanto tienes que tocar puertas para ofrecer tus servicios y que observen tus proyectos. Incluso en algunas ocasiones trabajarás gratis para ir creando un portafolio que mostrar.

No tendrás un sueldo fijo a fin de mes, el dinero así como puede llegar mucho en un momento, puede escasear al siguiente. Debes saber administrar muy bien tus finanzas, el uso de recursos y tus declaraciones de impuestos, lo que lleva a la otra contra. No basta con ser programador o diseñador Web, debes saber desempeñar funciones administrativas, aunque sean básicas, para aplicar el proceso administrativo a tu trabajo. Debes saber promocionarte, aplicar el marketing y saber vender tus productos y conocimientos.

Al momento de decidir trabajar en tu casa debes separar vida laboral y familiar, no mezclar asuntos y mucho menos pasar todas las horas trabajando, no todo es dinero. Como mencione anteriormente crea una agenda y ten tus horas de producción, nunca es bueno ser extremista.

Las distracciones serán varias, desde la televisión, radio o cualquier entretenimiento como los videojuegos que te pueden llevar a postergar tus actividades laborales, pasando por los niños quienes muchas veces demandan atención, hasta las llamadas constantes de amigos o familiares quienes piensan que si estás en tu casa es porque no estás trabajando.

Se necesita concentración y sobre todo asumir bien la responsabilidad de tus funciones para que al momento de entregar un proyecto esto se haga a tiempo y en forma, dando siempre la calidad que te debe distinguir y te ayudará a salir adelante.

Todo esto se debe de poner en una balanza y decidir lo que es mejor para tu carrera profesional. No digo que no exista vuelta atrás, pero es mejor conocer todo esto antes de tomar una decisión, a experimentarlo y que no nos agrade hasta llegar a sentir que hemos fallado en algún aspecto.

Publicado el 01/06/2010, última actualización 01/06/2010.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: ISC Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: Ser diseñador Freelance: los pros y contras

Añadir Comentario (Subir al texto)

1 Comentario

  1. maria

    Gracias, muy bien explicado.
    Saludos.

    Lunes, 7 de junio 2010

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras