comparte el articulo 

Cómo evitar malos clientes como diseñador web, Parte 2

Actualizado el 17/10/2011 < > 0 Comentarios

Resumen: Segunda parte de un artículo donde explicamos las maneras de detectar y eliminar clientes catalogados como malos.

Como pudimos exponer en la primera parte del artículo, existen muchas maneras en que un mal cliente se puede manifestar, al estar alerta a estas actitudes y notarlas debemos saber cómo actuar y llevar a la práctica algún tipo de solución.

Ya que tenemos en consideración los motivos principales por los cuales debemos dar fin a una relación laboral con un cliente, debemos entrar en un estado de decisión que nos permita tomar el camino adecuado. Por más malo que un cliente pueda ser, en principio fue una persona que confió en nosotros y nos proporcionó trabajo remunerado, por ello merece nuestra empatía y debemos de hacerle ver las cosas como una persona civilizada.

Búsqueda de soluciones

Está claro que en estos tiempos no cualquiera se puede dar el lujo de perder clientes al por mayor, el pincipio básico de ventas nos dice que un cliente debe de cuidarse e incluso muchos nos hacen creer que el cliente siempre tiene la razón, pero si lo que está en juego es nuestra persona, nuestra integridad y nuestro profesionalismo entonces no queda más que tomar las medidas necesarias.

Para evitar llegar a este grado, debemos empezar por establecer una relación de confianza y comunicación constante desde el principio, no todos podemos darnos el lujo de despreciar cliente tras cliente y si vamos a vivir de esto tenemos que soportar alguno que otro para poder comer el siguiente día, es parte del proceso y tenemos que lidiar con ello.

Si tú tienes muchos clientes en lista de espera, te será mucho más fácil poner en práctica esto, si no es así pon en una balanza las cosas y trata de llegar a una solución justa. Si al final te decides por dar fin a la relación laboral entonces trata de hacerlo de una manera que no perjudique ni a ti ni al cliente, siempre tratando de no poner en riesgo su reputación.

¿Cómo romper la relación laboral?

La respuesta a esta pregunta nunca será fácil, como dijimos al principio del artículo existen muchas clases de personas allá afuera y cada una reaccionará de maneras distintas, incluso dependiendo del día en que suceda la renuncia. Los estados de ánimo son un factor muy importante a considerar, pues una persona estresada o enojada no reaccionará igual a alguien que se encuentra totalmente calmado.

Sin duda al momento de dar esta noticia existen formas que serán mejores que otras, pero sea cual sea la manera en que se digan las cosas debemos mantener la compostura, dar una buena imagen y respetar a la otra persona, incluso cuando el cliente no haya hecho lo mismo con nosotros.

Tenemos que explicar claramente cuales son las razones por las que decidimos dejar el proyecto, no darle vueltas al asunto y ser directos, evitar las mentiras y por supuesto siempre mostrando nuestra gratitud por la oportunidad que se nos brindo.

Se debe estar dispuesto a tender una mano al cliente y ayudarle a buscar a un reemplazo, alguien quien pueda continuar con nuestro proceso de diseño e incluso ofrecerle asesoría por un tiempo, si bien esto puede representar un pequeño sacrificio hay que recordar que lo importante es dejar atrás el proyecto y seguir adelante.

Conclusión

Muchos dicen que solamente el 20% de los clientes son rentables y que solo de esos proyectos disfrutamos, además que de ellos aprendemos la mayor parte de las cosas que ponemos en práctica. Esta en nosotros el tratar de hacer que ese 20% crezca y continue en ascenso, no hay nada mejor que levantarte cada día con ganas de hacer lo que mejor sabes hacer y que te sigan pagando por divertirte.

Publicado el 18/10/2011, última actualización 17/10/2011.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño Paginas Web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras