comparte el articulo 

El buen cliente para el diseñador web

Actualizado el 09/02/2012 < > 0 Comentarios

Resumen: En este artículo hablamos sobre algunos de los aspectos básicos a detectar al momento de buscar buenos clientes como diseñadores web freelance.

Es lógico que como diseñadores freelance deseemos tener siempre clientes buenos y geniales que aprecien nuestro trabajo y esfuerzo. El hecho de tener clientes que sean personas de fácil trato nos puede llevar a simplificar nuestros procesos de trabajo y establecer una buena relación que con el tiempo rendirá más frutos, después de todo el lograr establecer este tipo de relaciones con los que te pagan es una de las maravillas que el freelancing puede ofrecer.

El problema se presenta cuando realmente no conocemos a la persona, es difícil determinar si alguien será un buen cliente en tan sólo unos minutos, por ello se debe idear métodos para detectar ciertos aspectos en la persona de manera inmediata, lo que nos permitirá crear un mejor perspectiva y proyección de lo que será trabajar con él.

El análisis no necesariamente tiene que ser en cinco minutos, se puede ampliar nuestro estudio si realizamos un par de entrevistas antes de dar el sí al proyecto, o simplemente hacemos algo informal con el cliente como ir a tomar una taza de café para así conocer más a la persona que al empleador. Las buenas noticias es que tenemos muchas conversaciones antes de iniciar el proyecto, y por medios como el email o el teléfono podemos ir detectando patrones.

La definición de buen cliente variará según lo que cada quien busca, habrá quienes se identifiquen mucho con alguien por el simple hecho de la música que le gusta o las películas que ve; esto no tiene absolutamente nada que ver con una relación laboral, pero al sentirse vinculado a cierto nivel con el cliente muchos diseñadores trabajan mejor.

Si bien cada quien tendrá una forma de ir aceptando o descartando proyectos, para identificar a un buen cliente basta con detectar cierto aspectos que son básicos pero muy relevantes, no tan específicos como el tipo de música o comida favorita, pero mucho más fuertes al momento de establecer una relación laboral.

Comunicación con el cliente

Debemos identificar si existen líneas de comunicación abiertas, el cliente debe de mostrarse accesible al hecho de poder rastrearlo en cualquier momento o situación. Al diseñador reelance a menudo se le exige tener atención diaria, si existe algún problema o modificación este debe estar al pendiente de los mensajes mandados a través de lo medios establecidos para después desempeñar los cambios.

Lo mismo debe de exigirse a un cliente, debemos saber si esta dispuesto a hablar por teléfono, video conferencia, chat o de frente. Si el exige no someterlo a tanta presión, debemos demandar lo mismo, el punto es establecer un balance de comunicación, determinar horas, momentos y formas, si el cliente se muestra flexible con esta situación tiene un aspecto relevante para considerarlo un buen cliente.

Como parte de la comunicación, un buen cliente siempre debe dejar en claro la descripción de lo que desea obtener con el proyecto, qué resultados espera, qué es lo que quiere hacer y cómo lo quiere obtener. Debe articular correctamente las instrucciones para evitar confusiones en un futuro, de esa manera tu podrás lograr entregas correctas, si tu cliente acepta esto es que tiene bien definido cual es tu rol en el proyecto.

Confianza y reputación como diseñador web

La confianza es un factor muy importante para poder avanzar, cuando alguien no confía en ti se pierde tiempo valioso en tratar de demostrarle a esa persona que realmente eres confiable, esto retrasa tiempos de entrega, horas de trabajo y tensa la relación al punto donde se puede llegar a la ruptura del contrato.

Para poder identificar los problemas de confianza desde una etapa temprana, podemos analizar la reacción del cliente al momento de presentar nuestra propuesta, si el cliente tiene dificultad para aceptar nuestras decisiones y solamente trata de aplazar la resolución es que realmente no esta confiando en nuestra manera de trabajar.

En muchas ocasiones encontrarás clientes que incluso sin tener experiencia alguna en el campo, buscan darte consejos o soluciones a lo que tú estás realizando, a partir de ese momento el cliente debe ser catalogado como malo, puesto que no confía en nuestros conocimientos y la manera en que desempeñamos nuestras funciones.

Atención y expectativas

Como ya dijimos antes la comunicación es muy importante al momento de establecer una relación laboral, debemos prestar mucha atención cuando nuestro cliente hable, de esta manera podemos darnos cuenta hacia que destino desea llegar con el proyecto, como desea hacerlo y sobre todo que espera de nosotros. Sus expectativas deben de ser razonables, de esa manera sabremos que nos dará un tiempo adecuado para terminar el proyecto.

Pero no todo se debe centrar en lo que dice el cliente, este también debe saber escuchar y sobre todo poner atención sobre lo que le estamos diciendo. Si un cliente nos pone atención podrá darse cuenta de la capacidad que tenemos, así como de nuestras aptitudes, de esa manera podrá saber que estará pagando por un trabajo de calidad.

Publicado el 09/02/2012, última actualización 09/02/2012.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño de paginas web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras