comparte el articulo 

5 mitos sobre el freelacing

Actualizado el 29/11/2012 < > 0 Comentarios

Resumen: Exponemos cinco de los mitos más famosos que se han ideado sobre el freelancing

El trabajar de manera independiente puede ser bastante gratificante cuando se logra obtener un balance y una organización de prioridades adecuada. Gracias a esto, podemos tener más libertad de decisión y por supuesto un mayor ingreso por el trabajo realizado, pero siempre debemos tener en mente que no llegaremos a este punto sin pasar por algunos problemas.

En la actualidad, muchos diseñadores y desarrolladores web se muestran ansiosos por comenzar su independencia laboral lo más rápido posible. Esta pronta iniciativa es muchas veces producida porque la única referencia que se logra tener son casos de éxito, por lo que la visión del freelancer potencial puede ser muy alterada a la realidad, creando una motivación alimentada por mitos.

En este artículo exponemos cinco de los mitos más comunes, que hacen creer que la vida del freelancer es muy sencilla y fácil de sobrellevar.

Trabajar de freelancer es mucho más fácil que un trabajo de oficina

Este es un mito que no puede estar más alejado de la realidad, el trabajar como freelancer es por mucho, más difícil que tener un trabajo de oficina. Ya que, en primer lugar, necesitas ser un experto en tu campo para poder dedicarte de manera individual a realizar un proyecto, sin el apoyo de un equipo o de asesores.

Si no logras dominar bien los temas referentes a tu profesión, no podrás llegar a triunfar, así de sencillo. Además de esto, necesitas aprender sobre otros temas que no necesariamente tienen que ver con tu campo, como por ejemplo marketing, negocios, finanzas, facturación, gestión de subcontrataciones, entre otros. Todas estas tareas demandan actividades que consumen tiempo y como tal muchas veces terminarás trabajando mucho más que lo que se labora en una jornada cotidiana en horario de oficina.

Otro factor importante a considerar, es que un trabajo de oficina te paga por el simple hecho de presentarte, mientras que cuando uno se encarga de un negocio propio, sólo recibe un pago cuando realmente se realiza un trabajo y el valor varía según el servicio que se le proporciona al cliente.

Hay mucho trabajo, te será fácil conseguir un proyecto

Si bien todo puede depender del lugar donde te encuentres, serán pocas las ocasiones donde sientas que el trabajo sobrará y los buenos proyectos estarán siempre presentes. Recuerda que la abundancia de trabajo no siempre garantiza calidad en los proyectos, si bien puedes notar que por algunos momentos surgen varias propuestas, también te darás cuenta de la clase de clientes que existen y el tipo de trabajo que te ofrecen.

También debes tener en mente a la competencia, en muchas ocasiones te encontrarás con trabajos que ofrecen un pago muy bajo, esto es debido a que alguien en otro lugar esta dispuesto a hacer el mismo trabajo a un precio menor. Así que a pesar de la cantidad de trabajo que pueda llegar a existir, te puedes ver en problemas para poder llegar a encontrar proyectos adecuados a un ritmo aceptable.

Trabajar desde la casa será mucho mejor

Este mito puede ser parcialmente cierto, puesto que nada se compara a la comodidad de la casa y esta comprobado que muchas personas trabajan de mejor manera estando en su hogar. Pero, el trabajar desde tu vivienda puede resultar un reto, ya que necesitas adaptarte a este nuevo entorno, evitar las distracciones y evadir caer en la monotonía.

Al trabajar en una oficina puede resultar mucho más fácil concentrarse en una tarea, además de que insita a la convivencia con otras personas a diario, cosa que en la casa no se puede dar si vivimos solos. Esto conlleva a buscar interacción por otros medios como Facebook o Twitter, y esto hace que perdamos nuestro ritmo de trabajo.

Puedo establecer mi tarifa de cobro en base a mi sueldo actual

Algunos aspirantes a convertirse en freelancers, piensan que el establecer una tarifa de cobro será tan sencillo como cobrar por 1 hora de trabajo en oficina.

Esto es un total error, puesto que un salario de empleo de tiempo completo, toma como base un sistema de 40 horas trabajadas a la semana, 1 semana de vacaciones al año, apoyo para la vivienda, impuestos, entre otras cosas, mientras que como freelancer es raro cuando trabajarás 40 horas a la semana, tus vacaciones no serán pagadas y tendrás algún tiempo de inactividad entre proyectos.

La forma en que tú determinarás la tarifa que cobrarás puede variar dependiendo de distintos factores, en este artículo no entraremos en detalle sobre eso, pero te pedimos que no te bases en un salario que recibirías en cualquier empleo de oficina, si es que quieres que te rinda más el dinero.

Puedes definir tu propio horario

Esto es un sí y un no, nadie tendrá el derecho de decirte a que horas debes o puedes trabajar, eso lo definirás tú y lo harás en base a tus prioridades, pero no todo dependerá de lo que se le antoje a tu procrastinación.

Muchos de tus clientes ya tienen horarios definidos, como tal ellos establecerán a que horas pueden atenderte y en que tiempos establecerán juntas y revisiones. Generalmente, ellos te contactarán en horarios de oficina y en muchas ocasiones esperarán una respuesta inmediata.

Así que la flexibilidad para elegir horario de trabajo existe, pero siempre se debe adaptar para poder responder y acatar responsabilidades durante las horas normales de trabajo cuando el cliente así lo necesite.

Publicado el 29/11/2012, última actualización 29/11/2012.

Contenido exclusivo de LaWebera.es. Prohibida su copia.

Autor: Daniel Ernesto Navarro Herrera

URL: LaWebera.es :: Diseño de paginas web

(Subir al texto)

Añadir Comentario

* Campos obligatorios

Meneame Bitacoras